¿Cómo celebra Quito su carnaval?

Desde el 25 de febrero hasta el 3 de marzo, Quito cobrará vida con las celebraciones anuales del carnaval que conmemoran el fin del año solar indígena en Ecuador. La riqueza intercultural de la ciudad da lugar a numerosos festejos populares cargados de color, alegría e identidad, ofreciendo a los turistas la posibilidad de vivir de cerca una de las fiestas más animadas y originales del continente.

Quito, en Ecuador, como destino de América del Sur representa una combinación única entre lo antiguo y lo moderno, ofreciendo a los viajeros una joya que cuenta con una cultura auténtica, rica en tradiciones indígenas e hispanas. Una verdadera joya por conocer, sobre todo en Carnaval cuando sale a la calle la alegría de su gente que permite conocer aún más de su cultura y legado.
Este año, el Carnaval se festejará oficialmente el domingo 26, lunes 27 y martes 28 de febrero, días feriados en Ecuador. Sin embargo, los festejos y el clima de algarabía empezarán a sentirse desde el sábado 25 de febrero y se extenderán por casi una semana.
En Quito, las celebraciones de Carnaval se disfrutan al aire libre. Las calles, plazas y bulevares de los barrios y parroquias del norte, sur y centro de la ciudad se convierten en un escenario a cielo abierto con numerosos eventos artísticos y culturales.
Desfiles, comparsas, máscaras, disfraces, música, juego y diversión, además de rica gastronomía, se mezclan en esta fiesta mestiza de alegría desbordante en la que todos participan.
El carnaval fue originalmente un festejo pagano que consistía, básicamente, en varios días de diversión desenfrenada e intercambio de roles antes del inicio de la Cuaresma. En Quito, la costumbre era vestirse con máscaras de personajes públicos y realizar danzas de animales inspirados en la vida silvestre de la ciudad.
Aunque los rituales y festejos fueron evolucionando con el tiempo, siguen conservando su esencia. Hoy en día, los lugareños y visitantes que participan de la fiesta se adornan y disfrazan con trajes y máscaras que imitan figuras políticas y oficios populares como zapateros, payasos, peluqueros y panaderos, así como marginados sociales. También conmemoran a los pueblos originarios pintando sus caras con harina y lanzando talco en polvo, globos de agua y espuma de carnaval.
Las celebraciones centrales del Carnaval en la capital andina tienen lugar en el Centro Histórico y La Ronda de Quito. Uno de los festejos más esperados es el desfile multicolor llamado "Mascarada" que avanza lentamente por las plazas y calles quiteñas hasta llegar a la Plaza Grande, donde turistas y locales se reúnen para participar de bailes tradicionales, escuchar música folclórica y disfrutar de la comida ecuatoriana tradicional.
Los festejos adquieren su propio ritmo y color en cada una de las 33 parroquias que conforman el Distrito Metropolitano de Quito. Durante estos días tienen lugar rituales dedicados a la Pachamama, bailes populares, deportes, competencias de antiguos coches de madera, festival de coplas, elección de la reina y muchos otros eventos culturales.
El carnaval de Amaguaña es uno de los más célebres y está considerado uno de los mejores del país. Allí, al son de los tambores y los pingullos, cantando coplas y danzando, alegres y coloridas comparsas con carros alegóricos avanzan hacia la Plaza Principal. Alrededor, todos juegan con harina, colorantes, frutas y juegos tradicionales de antaño. El tradicional desfile de Flores y Serpentinas es una verdadera fiesta popular, donde la algarabía es sentimiento compartido.
Además de los clásicos desfiles de comparsas, grupos artísticos, batucadas y bandas de pueblo se suman a las celebraciones, convirtiendo a esta fiesta en una excelente opción para redescubrir uno de los mejores destinos de Sudamérica.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico