Cómo impacta la salud de Menem en la sesión del 29

Sin su voto, hay más chances de sancionar la ley. Zulema prometió que participará. 

La ley que habilita la interrupción voluntaria del embarazo y fue aprobada en Diputados sigue con el 29 de diciembre como fecha tentativa de tratamiento en el Senado, pero funcionarios y legisladores necesitan aumentar las gestiones para asegurar la sanción.

Y en medio de las negociaciones apareció como variante a considerar la salud de Carlos Menem, cuyo hermano Eduardo expuso el jueves en rechazo la norma, presentándose como artífice de la ley de adhesión a la convención internacional de los derechos del niño que hace 30 años y por cuenta de los legisladores definió el inicio de la vida desde la concepción. A su entender, colisiona con la posibilidad de autorizar un aborto a la semana 14 de gestación, como plantea el proyecto que Alberto Fernández envió al Congreso y espera que sea ley.

Este viernes, temprano, Zulema Menem garantizó que el 29 su padre se conectará para votar en contra, pero unas horas más tarde sufrió una arritmia cardíaca que lo dejó en terapia intensiva y de no recuperarse en los próximos días le será difícil cumplir con su deber cívico.

Su voto celeste puede ser clave si los verdes no llegan con los senadores capaces de ayudar a la sanción, entre positivos y abstenciones funcionales. Y si fuera reemplazado podrían sumar una aliada con su sustituta, la actual vicegobernadora de La Rioja Florencia López.

Según LaPoliticoonline, en marzo, antes de la pandemia, López hizo declaraciones a favor del aborto legal. "La sociedad ya se dio cuenta de las fallas en las leyes y lo ha despenalizado en los hechos. Esto no quiere decir que todas las mujeres van abortar, pero se nota que el Estado no está tomando intervención", sostuvo en una entrevista con radio nacional.

Si el gobernador Ricardo Quintela quisiera sostener a su compañera de fórmula asumiría Ricardo Guerra, quien por 10 años fue ministro de Economía de la provincia y en 2018 renunció por un conflicto con el entonces mandatario Sergio Casas. Su posición sobre el aborto es desconocida.

Pese a su frágil salud, este año Menem participó por zoom de la mayoría de las sesiones con la colaboración de sus familiares y apoyó las principales leyes del Gobierno. Sólo se exceptuó durante sus cuatro internaciones, la última de ellas el martes, pero esta vez su hija prometió conectarlo al VPN cuando Cristina Kirchner lo convoque.

Claro que pocas horas después confirmó que había padecido una arritmia y estaba peleando por su vida. Si mantuviera ese estado el 29 no será fácil justificar su participación, pese a los deseos del hermano para contribuir con la iglesia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico