Descuartizó a su novia y la usó de comida para perros

Un chef mexicano, de 31 años, fue detenido por el femicidio de su pareja, de 25, a quien descuartizó para darle de comer sus restos a los perros. 

El espantoso hecho ocurrió en una casa del pueblo San Antonio Tecomitl, en el departamento de Milpa Alta, en la Ciudad de México. Luego del alerta al 911 de los vecinos, quienes escucharon estremecedores gritos y pedidos de auxilio dentro de la vivienda, los efectivos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana arribaron al lugar y el acusado, identificado como José Alfredo Camacho, intentó huir corriendo. Sin embargo, los agentes lo persiguieron y lograron capturarlo a las pocas cuadras.

Dentro del inmueble, primero los policías se encontraron con una mujer de 59 años que era la madre de la pareja del detenido y quien contó que el hombre la atacó con un cuchillo aunque, afortunadamente, no alcanzó a apuñalarla.

Por el contrario, la adulta señaló que su hija, llamada Jaqueline, fue asesinada salvajemente. Los efectivos encontraron grandes charcos de sangre en el piso y varios indicios de femicidio en el lugar. Cuando se dirigieron hacia la azotea, hallaron una terrible escena: los restos de la joven estaban adentro de una olla y varias bolsas de plástico se encontraban a su alrededor.

Tras la detención, José “N” afirmó que intercambiaría a su pareja por drogas pero, según su relato, consumió tantos estupefacientes que no supo en qué forma la mató. Luego, declaró que la descuartizó y usó partes de sus cuerpos desmembrados para alimentar a sus perros.

Por ese delito, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México activó el protocolo de feminicidio y abrió una carpeta de investigación, la cual fue remitida a la Fiscalía Especializada para la Investigación del Delito de Femicidio, adscrita a la Coordinación General de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas. En tanto, la Policía Científica llevó a cabo los procedimientos requeridos para constatar los restos de la víctima fatal.

En los próximos días, se determinará la situación jurídica del homicida, quien en caso de ser culpable podrá recibir una pena de 35 hasta 70 años de prisión, más los cargos que resulten del delito en grado de tentativa contra su suegra.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico