Dictan prisión a la sospechosa de haber asesinado a su pareja

El homicidio de Matías Paillaman fue cometido el 21 de junio en el barrio Abásolo. La mujer fue detenida esta semana en Buenos Aires y trasladada a Comodoro Rivadavia. Este sábado le dictaron cuatro meses de prisión preventiva.

En los tribunales penales de Comodoro Rivadavia se desarrolló este sábado la audiencia de control de detención y apertura de investigación por el homicidio de Matías Paillaman, perpetrado el 21 de junio. La causa tiene como imputada a su pareja Paola Miranda.

Los representantes de la fiscalía solicitaron que se declarara legal la detención de Miranda, se le formalizara el delito sobre la base de la calificación provisoria de “homicidio agravado por el vínculo mediando circunstancias extraordinarias de atenuación”; y se dicte su prisión preventiva.

En contraposición el defensor solicitó su libertad con presentaciones semanales ante la autoridad judicial y prohibición de contacto con testigos.

Finalmente, el juez resolvió declarar legal la detención de la imputada, dar por formalizado el delito en su contra y dictó su prisión preventiva por cuatro meses.

Presidió la audiencia Jorge Odorisio, juez penal subrogante; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Cristian Olazábal, fiscal general y Eve Ponce, funcionaria de fiscalía; por su parte la defensa de Miranda fue ejercida por Guillermo Iglesias, abogado particular de la misma.

El delito a investigar fue cometido el 21 de junio de 2022, cuando según la imputación de la fiscalía, la imputada Miranda y Paillaman se encontraban en su domicilio de Huergo al 4.500 del barrio Máximo Abásolo.

En dichas circunstancias, Miranda tomó un arma blanca y con claras intenciones de darle muerte lesionó a Paillaman en la zona del tercio inferior de hemitórax anterior izquierdo, causándole de esa forma una lesión vascular. Seguidamente Paillaman se retiró del lugar en busca de ayuda, intentando subir a un camión, pero no lo logró por lo que arribó a la Seccional Séptima donde personal policial le proporcionó ayuda. Luego Paillaman fue trasladado al Hospital Regional donde fue intervenido quirúrgicamente falleciendo a causa de un pario cardio-respiratorio.

El caso fue calificado provisoriamente como “homicidio agravado por el vínculo mediando circunstancias extraordinarias de atenuación” en calidad de autora para Miranda.

Seguidamente los representantes de fiscalía solicitaron que se mantenga la prisión preventiva por seis meses a partir de los elementos de convicción para tenerla como probable autora del delito investigado, y de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación. Fuga ya que la pena en espera será de efectivo cumplimiento y que la conducta de la imputada luego del hecho, de huir a San Nicolás, provincia de Buenos Aires.

Seguidamente la defensa se opuso al dictado de la prisión preventiva, argumentando que en el caso existió violencia de género, cuando Paillaman estaba violento la agredía, hay causas extraordinarias de atenuación. No existe peligro de entorpecimiento ya que el mismo es abstracto y el peligro de fuga se puede salvar con su libertad con presentaciones semanales ante la autoridad judicial, prohibición de contacto y acercamiento con los testigos y permiso para salir de la ciudad, argumentó el defensor.

Finalmente el juez penal resolvió declarar legal la detención de Miranda, ya que la misma se produjo por orden de un juez penal competente.

Así, formalizó el caso sobre la base del delito de “homicidio agravado por el vínculo mediando circunstancias extraordinarias de atenuación”, dándola por anoticiada del mismo a la imputada y por asegurada su defensa técnica.

El juez dictó finalmente su prisión preventiva a partir de los elementos de convicción existentes y los peligros procesales de fuga y entorpecimiento. Descartó la violencia de género ya que la pareja estaba atravesada por una violencia conyugal cruzada, indicó el magistrado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico