El Gobierno liberó el precio de los combustibles luego de 16 años

El Gobierno nacional dio por concluido de manera unilateral el acuerdo de precios que mantenía con las petroleras. De esa manera se canceló la suba programada para el próximo mes y los precios de las naftas se regirán por las reglas que imponga el mercado.

Luego de 16 años, el Gobierno nacional decidió liberar los precios de los combustibles y que comiencen a regirse por las reglas que impone el mercado. Así se confirmó ayer por la tarde luego que se hiciera pública una nota que el último viernes firmó el ministro de Energía, Juan José Aranguren donde se refirió a la finalización del “Acuerdo para la Transición a Precios Internacionales de la Industria Hidrocarburífera Argentina”.

En la nota, Aranguren, recordó: “dentro de lo previsto en el acuerdo, un aumento de los precios internacionales (la cotización del Brent superó ayer los 58 dólares) permitiría la liberación de los precios internos y de ese punto en adelante, mantener la paridad con los mismo con un funcionamiento pleno de las reglas del mercado”.

Y agregó: “en el marco de las distintas variables que intervienen en el mercado hemos observado que con fecha del 13 de septiembre de 2017, se ha satisfecho la condición enunciada por el punto 9 del acuerdo. En consecuencia, los compromisos asumidos en el acuerdo quedarían suspendidos a partir del 1º de octubre de 2017”.

De esa forma, el Gobierno nacional anunció que a partir del domingo los combustibles quedarán liberados a los precios del mercado.

Cabe recordar que el último convenio de regulación de precios se había concretado a principios de año junto a empresas refinadoras de combustibles. El mismo contemplaba la revisión trimestral de precios en base a la evolución de la cotización del crudo, el precio de los biocombustibles y el tipo de cambio. E implicaba la vigencia de un “precio sostén” para la producción petrolera local.

Por la tarde, el ministro fue consultado sobre esta decisión y aseguró “el precio de los combustibles líquidos lo va a decidir el mercado”.

“Son las empresas las que va a tomar sus decisiones”, dijo Aranguren a la prensa durante un contacto mantenido antes de la inauguración de la Exposición Argentina Oil & Gas que se lleva a cabo en el predio ferial de La Rural.

Respecto al valor del gas, el ministro señaló que continúan las negociaciones con las empresas.

“El precio del barril de crudo va a estar vinculado al valor de los precios internacionales. A partir del 1 de octubre está suspendido el acuerdo (en materia de combustible) y en la medida que el precio internacional vuelva a bajar, se va a tomar la vigencia del acuerdo”, agregó Aranguren.

TODO DEPENDERA DE YPF

Con esa decisión, el gobierno de Macri se quita de encima el costo que implicaba, apenas unos pocos días antes de las Legislativas de octubre, anunciar un nuevo aumento de precios, tal como estaba previsto en el anterior acuerdo.

Por lo pronto, la Casa Rosada de manera oficial, ya le transmitió a las petroleras el interés de que las subas no se apliquen antes de las elecciones legislativas previstas para el 22 de octubre próximo. Sin embargo, la decisión de incrementar o no los precios de los combustibles antes de los comicios quedará en manos exclusivamente de la s compañias.

Desde el sector estiman que tras la liberalización de precios la nafta podría subir entre un 7% y un 12%. Sin embargo la clave pasará por lo que haga YPF, la operadora estatal que controla más del 60% del mercado. Es que si las petroleras privadas decidieran aumentar sus precios e YPF no lo hace en respuesta a las necesidades políticas coyunturales, quedarían expuestas frente a los consumidores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico