El Municipio avanza con una obra en Km 8

Se trata de un pluvial que permitirá que las familias de la zona "industrial" de Don Bosco dejen de inundarse en cada lluvia. Se complementará además con pavimento y cordón cuneta.

El intendente Juan Pablo Luque recorrió este miércoles el avance de obra y advirtió que “seguimos sumando mano de obra para resolver problemáticas históricas”.

El intendente recorrió la obra del canal pluvial de barrio Don Bosco que avanza en los plazos previstos y se espera poder terminar en febrero. “Es muy importante desde el punto de vista de la cantidad de inundaciones que tenían los vecinos de este sector paralelo a la ruta 1, en toda la zona industrial que se está gestando en kilómetro 8”, expresó.

El mandatario municipal comentó que “cuando llovía, los vecinos no tenían forma de salir por el agua que se estancaba en el lugar” y valoró la decisión de encarar el proyecto sin mirar la cantidad sino la importancia de la obra para la gente que vive en la zona. “Si bien no son tantos vecinos, era importante resolverles esta problemática que le va a cambiar la vida a la gente del barrio y además les estamos haciendo pavimento y cordón cuneta, por lo cual es calidad de vida para todos ellos”, resaltó.

Por parte de los vecinos del sector, José se mostró satisfecho con la concreción de la obra y las expectativas que genera en el barrio. “Está muy bueno el avance, más que nada por lo que pasó en 2017 que sufrimos las consecuencias de la inundación. Muchos de los vecinos se han tenido que ir del barrio y hoy ver esto nos parece increíble porque no pensábamos que íbamos a tener respuesta. Le doy gracias al intendente porque está cumpliendo”.

“Durante el temporal esta zona fue muy afectada. Este barrio es muy antiguo porque era de Petroquímica. La mayoría de las casas están en un lugar muy bajo y muchos vecinos se tuvieron que ir. Por suerte con esta obra eso va a cambiar”, resaltó.

Desde el área de Obras Públicas, el secretario Maximiliano López, quien también acompañó el recorrido, explicó los detalles de la obra y detalló que “se planificó no solamente el pluvial de grandes dimensiones que va a permitir recoger el agua de las lluvias, sino también el cambio de cañerías de agua y cloaca y el pavimento más el cordón cuneta”.

En concreto, López advirtió que “es una inversión de más de 22 millones de pesos del Estado Municipal. Cuando la veíamos en los planos antes de la licitación parecía mucha inversión para pocas familias, pero era una deuda histórica con este sector. En esta recorrida pudimos observar un avance importante y esperamos terminar esta obra en febrero para que estas 50 familias puedan dormir tranquilas”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico