Estudiantes del CUP se clasificaron para la fase nacional de la Feria de Innovación

Estudiantes de séptimo año del Colegio Universitario Patagónico , dependiente de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, superaron la instancia provincial de la Feria de Innovación Educativa que todos los años organizada por el Programa Nacional de Feria de Ciencias y Tecnología del Ministerio de Educación de la Nación. En esta ocasión, el encuentro se desarrolló en Trelew el viernes y sábado último.

Cuatro grupos de estudiantes del CUP, que habían realizado una exitosa presentación en la etapa zonal del 27 de septiembre, volvieron a tener el reconocimiento del jurado evaluador, por sus trabajos de Innovación, basados en Energías Renovables y con un fin solidario.

La tercera y última instancia de la Feria de Innovación va a desarrollarse en Córdoba del 26 al 30 de noviembre de 2018, donde los estudiantes asistirán con renovadas expectativas por los logros obtenidos. A continuación los trabajos reconocidos y los nombres de sus realizadores:

LAS INVESTIGACIONES

Los alumnos responsables del Proyecto Solar Cuantos: Azul Moreno, Franco Bassi, Axel de la Torre y Damián Remolcoy observaron las luminarias en los clubes deportivos (de fútbol, rugby, tenis, hockey,) donde la mayoría de las actividades se realizan durante la tarde-noche generando importantes costos por el alto consumo de energía eléctrica que repercute en el bolsillo de los asociados.

Con el objetivo de elaborar una propuesta que contribuya a disminuir los costos , los estudiantes, construyeron un panel solar reciclando transistores de potencia de los electrodomésticos en desuso. Extrajeron la estructura de silicio germanio que genera energía a través del efecto fotoeléctrico y construyeron el panel reciclado pudiendo generar hasta 4,5 watts de potencia, teniendo un costo de apenas, 400 pesos, con una marcada diferencia de costos en comparación con un panel convencional que si bien ofrecería de 10 a 100 wats el valor en el mercado rondaría los 10 mil pesos.

Los estudiantes destacaron que los elementos utilizados en el prototipo son fáciles de conseguir ya que se encuentran en licuadoras, batidoras, televisores, entre otros. Una vez finalizada la vida útil del electrodoméstico, va a parar a la basura, con el consiguiente efecto negativo en el medioambiente. Este proyecto además de ser amigable con el medioambiente, daría la posibilidad de disminuir el valor de las cuotas de los socios posibilitando que mayor número de vecinos puedan asociarse y realizar actividades deportivas.

Los alumnos responsables del Proyecto GEA son: Melina Alegre, Sofía Cabrera, Franco Rivas, Florencia Velázquez y Gabriela Pérez, quienes generaron energía para iluminar los hogares a partir del almidón (cáscaras de papa, mandioca). Elaboraron celdas de biocombustible enzimáticas, que se cargan constantemente de energía. No solo mediante un ciclo natural de fijación del carbono de la fotosíntesis cuyo producto final es la glucosa, sino también a través del proceso de hidrólisis del almidón por la amilasa, una enzima que se encuentra en la saliva y que en este trabajo sustituyeron por un producto farmacéutico.

Para la estructura del prototipo, recolectaron 64 envases plásticos de una conocida marca de golosinas en pastillas (Tic-Tac). Con una cinta adhesiva fueron uniendo de a dos cajitas y colocando entre ambas una membrana hecha de papel celofán. Del interior de las bujías de automóviles obtuvieron el níquel y el grafito para diferenciar el polo positivo y el polo negativo y los ubicaron en la parte superior de cada envase. El prototipo se aplicaría para el encendido de lámpara de bajo consumo.

Los alumnos responsables del Proyecto GRAF TEC son Aldana Izaguirre, Ignacio Galante, Thiara Larrue y Florencia Gonzalez. Diseñaron un panel solar utilizando un derivado del carbono, que es el grafeno en forma líquida. La energía se obtiene de la mezcla de grafito, agua y detergente. Los estudiantes explicaron que el agua rompe las capas superpuestas del grafito mientras que el detergente actúa como una película envolvente que las mantiene separadas.

El panel genera energía en forma constante, incluso, sin ser expuesto a la luz solar. El prototipo está armado con elementos de madera, celdas de chapa, un cable con una cobertura anticorrosión y grafito en polvo que se consigue en las librerías. Posee un voltaje de 16 watts que permitiría cargar la batería de los celulares.

Los alumnos responsables de ECO Perium, Antonio Moreno, Nicolás Mastrotta, Guillermo Figueroa y Juan Ignacio Figna, realizaron un parque de ejercicios para hacer actividad física mecánica con un agregado en particular: generar energía ecológica. Con el movimiento de las poleas se genera energía suficiente para cargar un teléfono celular. Los estudiantes trabajaron con 26 máquinas que, luego de analizar los costos, podrían instalarse en distintos lugares de esparcimiento, como por ejemplo en plazas de la ciudad.

EQUIPO DOCENTE

Cada uno de los proyectos cuenta con análisis de costos y beneficios, debilidades y fortalezas desarrollando conciencia acerca de la planificación y toma de decisiones para la puesta en marcha de emprendimientos en general y que además, respondan al cuidado para el medio ambiente.

Todos los proyectos son innovadores, basados en Energías Renovables y poseen un fin solidario. Responden a la consigna del equipo de cátedra Proyecto Final perteneciente a la Tecnicatura en Energías Renovables del CUP.

A lo largo de todo el proceso de investigación y ensayo de cada uno de los proyectos, los alumnos tuvieron el acompañamiento y el apoyo de los docentes Pablo Demarie, Jorge Zacconé, Marcelo Castillo, Marina Llamas, Renato Dellagiovanna, Adrián Ñancufil, Ricardo Barrionuevo , la directora Leticia Aguiño y equipo directivo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico