Estudiantes de escuelas técnicas recibieron financiamiento para sus proyectos escolares

Los proyectos seleccionados son Bebedero Automatizado para granja avícola de la Escuela 742; Aerogenerador eólico de la Escuela San José Obrero y Biofiltro y Kit de Hidroponia de la Escuela 749. A la vez, los alumnos de la Escuela 704 Biología Marina participaron con dos proyectos en el marco del Programa "Innovación a la comunidad". Se trata de los proyectos "Fertilizante de algas" y "Unidad demostrativa del sistema de hidroponía".

En instalaciones de Comodoro Conocimiento se realizó ayer la presentación de cuatro proyectos de escuelas técnicas de Comodoro Rivadavia. Se trata de los colegios 749, 742, San José Obrero y Biología Marina, quienes recibieron financiamiento en el marco de los Programas “Construyamos Nuestro Sueños”, apoyado por Pan American Energy e “Innovación a la comunidad” apoyado por Tecpetrol. Ambos programas pertenecen a la Fundación Construyamos.

Para poder armar los proyectos, los alumnos visitaron las instalaciones de Comodoro Conocimiento, con el objetivo de conocer las acciones de los Programas “Centro de Agroalimentos” y “Promoción y Desarrollo de Microempresas”, los cuales articulan directamente con los productores locales.

“Para nosotros siempre es un honor recibir nuevas propuestas y poder brindarles asesoramiento a la comunidad en general. Todos los proyectos que aporten al desarrollo productivo local suman y serán bienvenidos en Comodoro Conocimiento”, declaró la responsable del Programa Centro de Agroalimentos, ingeniera Daniela Bayo, quien fue consultada por los alumnos para analizar la factibilidad y viabilidad de los proyectos.

“Construyamos Nuestros Sueños” es un programa de emprendedorismo innovador exclusivo para escuelas técnicas que trabaja en dieciocho localidades de Salta, Neuquén, Mendoza, Buenos Aires, y Chubut, y que incluye la formación de 853 docentes.

“Nosotros nos focalizamos en la capacitación docente para que ellos sean quienes transfieran el conocimiento a los alumnos. A su vez, también articulamos con los Ministerios de Educación de cada provincia quienes convocan a todas las escuelas técnicas de cada localidad a participar”, explicó Inés Nevarez, representante de Fundación Construyamos.

Para participar, los estudiantes debieron cumplir con la ejecución de los proyectos desde marzo a octubre de cada año. Dichos proyectos debieron ser innovadores y encontrarse acordes a la especialidad de la escuela. Uno de los puntos clave es que los alumnos que integran los proyectos a financiar deben encontrarse al día con sus materias y contar con el acompañamiento de, al menos, un docente de la institución a la que pertenecen.

Los proyectos seleccionados fueron: Bebedero Automatizado para granja avícola de la Escuela 742; Aerogenerador eólico de la Escuela San José Obrero, y Biofiltro y Kit de Hidroponia de la Escuela 749.

“Cada uno de los proyectos responden a una necesidad concreta del sector productivo local y además cumplen con el requisito de que deben ser emprendimientos comercializables”, aseguró la representante de Fundación Construyamos.

El financiamiento consta de $20.000 y para ello tuvieron que atravesar las etapas de diseño de proyecto; su aprobación y por último la entrega del financiamiento que se realiza a través de una caja de ahorro a nombre de los chicos en el Banco Santander.

“Con ese dinero compran los insumos para realizar un prototipo del proyecto, que de ser vendido una parte del dinero vuelve a la Fundación y otra parte es destinada a comprar insumos para la institución educativa”, concluyó Nevarez.

A la vez, los alumnos de la Escuela Nº 704 Biología Marina participaron con dos proyectos en el marco del Programa “Innovación a la comunidad”. Los mismos recibieron un financiamiento de $150.000, ya que se trata de proyectos de mayor alcance y que exige equipamiento específico.

Se trata de los proyectos “Fertilizante de algas” y “Unidad demostrativa del sistema de hidroponía”, los cuales reciben el asesoramiento técnico del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y que además de brindar un apoyo al sector productivo de Comodoro, pretende lograr un impacto positivo a través de la innovación tecnológica.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico