Insólito: un remisero subió a un colectivo y le pegó a su chofer

A las 18:40 de ayer, una situación confusa y violenta se vivió en el interior de un colectivo de línea que se dirigía hacia zona norte.
El hecho ocurrió en zona céntrica, donde un conductor de un remis, al parecer enojado por una supuesta maniobra del ómnibus, subió a un colectivo y le pegó al chofer.
El ómnibus era el móvil 51 de Transportes Patagonia Argentina, que se hallaba en pleno trabajo en su recorrido de la línea 8 hacia Standard y Palazzo.
Cuando el autobús se detuvo en San Martín y Güemes, a la espera del semáforo, de pronto subió un hombre que comenzó a increpar al conductor del colectivo.
El hombre era un remisero, y al parecer, estaba furioso por una maniobra que se había producido sobre calle San Martín.
Según relataron pasajeros que iban en la línea 8, el remisero le gritaba al chofer y le reclamaba: «¿Qué me metés el colectivo encima?».
Ante la afrenta, el chofer del colectivo no salía de su asombro e intentaba explicar que él no le había tirado el colectivo encima, como denunciaba el remisero.
En ese momento, sin mediar mayores palabras, el remisero comenzó a golpear al chofer que se encontraba sentado frente al volante, casi incapacitado de poder defenderse.
Ante el desconcierto de los pasajeros, una chica descendió del colectivo y corrió hasta la Seccional Primera para dar aviso de la situación.
Como consecuencia de la agresión, el chofer del micro, José Luis Arteaga, resultó con golpes en su rostro y una herida sangrante, de carácter leve, en su brazo derecho.
El chofer golpeado estuvo algunos minutos en la comisaría, pero debido a que se hallaba en horario de trabajo quedó en regresar hoy a radicar efectivamente la denuncia.
En dicha seccional, tres pasajeros que iban a bordo del colectivo oficiaron de testigos, contando lo que sucedió, al tratarse de una situación que los conmovió.
El remisero conducía un Fiat Duna, patente FFX-993, y reaccionó con violencia ante una circunstancia de tránsito habitual en una ciudad en la que el centro cada vez está más concurrido.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico