Joven perece ahogado en Los Antiguos y rescatan a otro en playa cercana a Deseado

Dos situaciones de extrema emergencia se registraron el domingo en zonas balnearias de la zona norte santacruceña cuando miles de personas acudieron a las costas marinas, lacustres y de ríos, aprovechando las agobiantes temperaturas que continúan registrándose en toda la Patagonia.

Caleta Olivia (agencia)

Una de ellas se produjo en el Lago Buenos Aires, precisamente en inmediaciones de una hostería de Los Antiguos, donde se ahogó un joven, en tanto que en la desembocadura de la ría Deseado otro logró ser rescatado cuando era arrastrado por la marea y ayer continuaba internado en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital de esa localidad portuaria.

La víctima fatal fue identificada como Gastón Peralta de 21 años, oriundo de Los Antiguos, quien ingresó a bañarse en el Lago Buenos Aires alrededor de las 19, aunque no está claro si lo hizo desde la costa o se arrojó desde un pequeño muelle de madera.

Sí se confirmó que fue personal de ese complejo turístico ubicado en el acceso a la zona urbana, sobre Ruta 43, el que alertó telefónicamente a la comisaría dando cuenta de que una persona estaba nadando en las frías aguas de deshielo y no podía volver a tierra firme.

Una comisión de esa dependencia se dirigió de manera inmediata al lago, al tiempo que se alertaba a la guardia de la Prefectura Local que tiene jurisdicción sobre el espejo lacustre.

El joven logró ser rescatado y llevado inmediatamente a la costa donde ya se encontraba un equipo de emergencias médicas del Hospital Distrital, el cual le practicó durante 40 minutos técnicas de RCP, pero se constató que ya no tenía signos vitales.

En el episodio tomó intervención el Juzgado de Instrucción de Las Heras (que tiene jurisdicción sobre Los Antiguos), a cargo de la doctora Paola Ormachea. Luego de conocerse la infausta noticia, y en adhesión al duelo, la intendencia decidió posponer el acto central institucional alusivo al nuevo aniversario de la localidad que estaba previsto realizarse ayer.

RESCATADO

El otro caso se registró alrededor de las 17 en costas de la desembocadura de la ría Deseado donde ya prácticamente hay mar abierto, a poco más de 5 kilómetros de la zona urbana de Puerto Deseado.

En el lugar había centenares de familias disfrutando de la calurosa tarde cuando un muchacho de 27 años, identificado como Juan Pablo Cáceres, se lanzó al agua. Aparentemente tenía pocos conocimientos de natación y comenzó a ser arrastrado por la corriente.

Al percatarse de la situación de peligro varias personas se lanzaron al agua para socorrerlo, entre ellas –según reportó FM Deseados Jonathan Molina (un empleado de casino), el cabo de policía que presta servicios en la comisaría deseadense, Waldo López, y otros dos jóvenes: Gerardo Lincoman y Adrián Giraurdi.

Al arrastrarlo hasta la costa semi inconsciente, un bombero de la Unidad Cuarta, Sebastián Torres (quien había ido al balneario junto al cabo López) se ocupó de practicarle técnicas de RCP hasta la llegada de un equipo de emergencias médicas del hospital deseadense que lo trasladó al nosocomio.

Gusvao Mirón, director hospitalario, informó más tarde que Cáceres había acusado una leve mejoría, pero que debía permanecer en Terapia Intensiva debido a su delicado estado.

Precisó además que no era posible derivarlo a un centro asistencial de mayor complejidad, teniendo en cuenta que había sufrido dos paros cardíacos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico