La jueza de ejecución rechazó el pedido del preso que quería salir a realizar estudios bíblicos

La solicitud, presentada por la defensa pública, era para que Angel Yáñez, un condenado por homicidio, pudiera salir de la alcaidía de Puerto Madryn para realizar estudios bíblicos los jueves de 9 a 11 y participar de reuniones generales en una iglesia evangélica los sábados y domingos de 19 a 23.

La jueza de ejecución de Puerto Madryn, Marcela Pérez Bogado, rechazó el pedido de un preso que está condenado por homicidio y pretendía salir de la cárcel para realizar estudios bíblicos tres veces por semana, informó ayer el Ministerio Público Fiscal de esa ciudad.

La negativa para este caso por parte de una fiscal y la magistrada se produjo pocos días después de que otra jueza le permitiera a un recluso con obesidad obtener salidas con custodia para ir a un gimnasio y así poder bajar de peso porque ello perjudicaba a su salud.

Ahora, la Fiscalía de Puerto Madryn indicó que la Justicia le había denegado el pedido al recluso Angel Yáñez, condenado por el homicidio de Rubén “Pajarito” Barra, y que había solicitado salir de la alcaidía los jueves, sábados y domingo para realizar actividades vinculadas a la religión.

La solicitud, presentada por la defensa pública, era para realizar “estudios bíblicos” los jueves de 9 a 11 y “reuniones generales” los sábados y domingos de 19 a 23 en una iglesia evangélica.

Yañez fue condenado junto a Héctor Millapi por el crimen cometido en 2014 en Puerto Madryn cuando dispararon desde un automóvil a “Pajarito” Barra, quien iba en motocicleta.

La víctima recibió dos balazos de 9 milímetros que le ocasionaron la muerte. Y mediante juicio abreviado, tras reconocer el crimen, Yáñez fue condenado a 8 años de prisión de efectivo cumplimiento.

La ley de ejecución 24.660 establece que las salidas transitorias, a las que pueden acceder los detenidos que cumplieron la mitad de su condena, deben ser progresivas hasta que puedan acceder a la libertad condicional.

En ese sentido, la fiscal María Eugenia Vottero se opuso a la solicitud al entender “excesivo el pedido incoado en los términos de la progresividad paulatina que determina la aplicación de la ley de ejecución penal”.

La jueza de ejecución Marcela Pérez Bogado tomó los argumentos de la fiscalía y resolvió denegar el pedido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico