La Policía recuperó la escopeta que le habían robado

Luego de un tiroteo, la misma fue hallada en el suelo de la escalera de Florida y Sarmiento. Se la habían hurtado a dos policías que la dejaron en el móvil.

“La escopeta es como la novia; se la cuida y nunca se la deja sola”, era el mantra de los instructores militares hace no mucho tiempo. El mismo no lo deben haber escuchado o leído los dos policías que dejaron esa arma en un móvil abierto. Es cierto que fue en la puerta de la Seccional Segunda. Pero en tiempos modernos, nada es garantía de nada.

Mientras la noticia del hurto corrió el sábado como reguero de pólvora por todas las comisarías de la ciudad, con los consabidos comentarios de ocasión, este domingo a la mañana el arma apareció no muy lejos de la comisaría ubicada en Rivadavia y Viamonte.

Según informaron desde la propia seccional, a las 9.45 recibieron un llamado dando cuenta de que en la escalera de la calle Florida, entre Sarmiento y San Martín, se requería presencia policial por detonaciones con armas de fuego.

Inmediatamente se hizo presente personal policial que descendió del móvil y a pie efectuó una recorrida, adoptando los recaudos del caso, sin dar con nadie. Solo hallaron dos cartuchos de color verde.

Unos minutos después, y oculta detrás de un arbusto, estaba la escopeta de la fuerza, una Stopin Power de color negra, como la que había sido denunciada como sustraída en sede policial. Se preserva el lugar a la espera de Policía Científica y se realiza la inspección ocular de rigor.

Se informó la situación al Ministerio Público Fiscal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico