Los candidatos en Chubut podrían llegar a ser solo dos

Si Chubut Federal y el PJ se unieran, como trascendió el último fin de semana, el candidato a gobernador en esta provincia podría llegar a dirimirse solo entre Mariano Arcioni y Gustavo Menna. Eventualmente, habría otros aspirantes al cargo, pero sin posibilidades ciertas de victoria.

“La gente elige en base a la confianza que inspiran los candidatos, no escoge alquimias superestructurales”. Con esta frase, Gustavo Menna respondió la consulta sobre una eventual alianza entre Chubut Federal y el PJ, llevando solo un aspirante a la gobernación, que no sería otro que Arcioni, quien ya derrotó a Menna el año pasado en la elección de medio término para diputados nacionales.

Según dejaron trascender desde sectores del gobierno y del peronismo, una disputa de tres podría restarle chances a favor del candidato macrista, quien conserva un 30% de aceptación entre el electorado, que podría ampliarse en función de la situación económica que se produzca en el país en los meses por venir, teniendo en cuenta que Chubut parece contar con cierto blindaje a partir de las regalías hidrocarburíferas.

Más allá de que Menna parece no sentir sobre sus posibilidades las consecuencias del ajuste implementado por Mauricio Macri, en el sector de Arcioni-Sastre-Maderna temen una fuga de votos en el sur, donde el intendente Carlos Linares justamente sería el más reacio a una alianza con el actual gobernador, a quien combatió desde el primer día que asumió como vice de Mario Das Neves.

Solo la obediencia partidaria a Cristina Kirchner haría que Linares se replanteara su postura, teniendo en cuenta además que –como él ha dicho- no pretende ser candidato a gobernador. En el peronismo, ese lugar parece destinado a Gustavo Mac Karthy, quien bien podría resignar otra vez su aspiración para ir a buscar una banca como diputado nacional, aunque también podría sustituir a Ricardo Sastre en esa fórmula que aún no está cerrada con Arcioni en búsqueda de la reelección.

Claro que antes de confirmar una alianza se analizarán en detalle todas las encuestas que se puedan encargar. Solo si persistiera el crecimiento de Menna podría entonces haber un replanteo general del cuadro pre electoral que hasta podría llegar a tener un nuevo cambio de fecha, pasando otra vez a agosto y octubre, en sintonía con las nacionales.

La carrera presidencial tendrá un primer indicio el 10 de marzo en la provincia de Neuquén, donde ya confirmaron su alianza el PJ y Unidad Ciudadana, detrás de la candidatura de Ramón Rioseco, quien enfrente tendrá al MPN de Omar Gutiérrez (va por la reelección) y al exradical, devenido macrista, Horacio Quiroga, intendente de la ciudad capital.

Claro que para entonces Chubut deberá tener definido su cronograma electoral, para lo cual habrá que hacer varias lecturas previas, como el costo que implicaría una unidad con fórceps y si hay que romper lanzas con el Gobierno nacional en el afán por “pegar” a Menna con Macri.

Mientras, Arcioni realiza periódicamente observaciones a medidas de Nación que se harán sentir más rigurosamente en 2019, como la quita de subsidios al transporte público del cual todavía nadie estableció quién se hará cargo. Sin embargo el gobernador mantiene con el diputado nacional un trato más bien afable, que podría jugarle en contra en una competencia de tres.

También mantiene más cercanía con Sergio Massa que con Cristina Kirchner, por lo cual su definición final también pasaría por saber cuál es el verdadero juego del exintendente de Tigre: ser opción a Macri, o solo entorpecer las chances de la expresidenta.

En medio de esa gran interna, Arcioni medita su propia conveniencia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico