Mendoza: Las Cuevas, una escapada de ensueño

A pasos del límite con Chile, Las Cuevas ofrece una alternativa diferente en un paisaje blanco de imponente belleza. Una villa de alta montaña ideal para turistas que buscan alejarse de la multitud.

Cita impostergable para quienes tienen a la cordillera lejos de casa, situado a más de tres mil metros de altura, entre los cerros Tolosa y Navarro, Villa Las Cuevas es un pintoresco pueblito de alta montaña. Entre sus atractivos se destacan sus casitas de estilo nórdico y escandinavo, hechas con trocos y piedras. La mayoría de ellas datan de 1953.

Las excursiones que se organizan desde Las Cuevas para conocer los diferentes paisajes son numerosas e incluyen actividades como trekking, esquí de travesía y recorridos en trineo. Cerca del arco de entrada a Las Cuevas se halla uno de los últimos refugios de los que mandó construir el director de correos Ambrosio O´Higgins en 1780 para alojar a quienes cruzaban los Andes. Tiene la forma de un horno de pan y alcanza a hospedar a doce personas. La infraestructura de servicios es completa aunque probablemente algo limitada. Se puede encontrar un destacamento policial, bar, baños públicos y pocos lugares de alojamiento, entre los que se destaca el Hostel Arco de Las Cuevas.

¿QUÉ HACER?

La localidad funciona como parada base para realizar algunas escapadas imperdibles. Una de ellas es el centro Los Penitentes. Su nombre proviene de la forma que ha tomado parte del relieve en las laderas más altas producto de la erosión. Se asemeja a una procesión de monjes. Este centro de esquí cuenta con 17 km.de pista de descenso continuo y diferentes grados de dificultad. Hay servicios de alquiler de equipos, instructores y un buen nivel de infraestructura en lo que se refiere a hosterías, apart hotel, departamentos y confiterías.

Siguiendo camino hacia Puente del Inca se encuentra el Cementerio de los Andinistas, donde descansan hombres que perdieron la vida en sus expediciones al Aconcagua. El Puente del Inca es la próxima parada. Se trata de una formación que se fue originando a partir de la erosión de las aguas sulfurosas del río Las Cuevas que cruza por debajo. También es una localidad de aguas termales cuyas cualidades curativas eran ya conocidas desde épocas incaicas. Está a 18 km. de Las Cuevas y a 71 km. de Uspallata y en ella se asienta un grupo de Artillería de Montaña y a 1.500 metros un Centro de Esquí de Alta Montaña denominado Los Puquios, cuyo nombre proviene del quechua y significa vertiente de agua pura. El Parque Nacional Aconcagua es otro de los imprescindibles.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico