Murieron dos jóvenes luego de un espectacular accidente: "nunca vi algo así"

Un joven alcoholizado chocó el Audi A4 de su padre y murieron dos de sus amigos. Al momento de la colisión el automóvil registró una velocidad superior a los 150 kilómetros por hora. Personal que llegó al lugar quedó impactado por la gravedad del accidente.

Un joven de 19 años chocó el Audi A4 que conducía contra un guardarraíl en Camino de los Remeros, en la localidad bonaerense de Tigre. Dos jóvenes de 18 y 19 años que iban como acompañantes murieron tras el impacto.

La Policía identificó a las víctimas como Franco Rossi (18) y Joaquín Alimonda (19). Uno de ellos iba en el asiento del acompañante, el otro estaba sentado en la parte de atrás. Una cuarta persona, también de 18 años, sobrevivió a la colisión y no sufrió heridas.

El control de alcoholemia realizado al conductor después del choque reveló que tenía 1.39 gramos de alcohol por litro de sangre, más del triple de lo permitido en esa jurisdicción. El joven, identificado como Joaquín Duhalde Bisi, vive un barrio privado llamado “El Atardecer” y quedó detenido, acusado de doble homicidio culposo.

“Nunca vi algo así: Iba muy rápido. Arranco el guardarraíl”, informaron a Clarín fuentes cercanas a la investigación. El siniestro ocurrió a las 4 de la madrugada del domingo, un horario en que no está permitida la circulación en esa zona de Buenos Aires.

La causa está a cargo de Laura Capra, fiscal de la UFI de Benavídez. El conductor apenas sufrió golpes leves y la funcionaria “podría imputarle un delito aún más grave”, informaron. “Dijeron que estaban en la casa del conductor, tomando, pero probablemente vinieron de otro lado”, señalaron las fuentes, que intentan reconstruir lo acontecido.

“El coche es del padre del detenido”, expresaron, pero no dieron detalles acerca de si el joven sacó el vehículo sin permiso o bajo la supervisión de su padre.

Embed

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico