Murió el acompañante del piloto de la avioneta estrellada

Ricardo Artiles falleció cuando intentaron derivarlo a Buenos Aires. A la altura de Sierra Grande debieron retornar a Puerto Madryn. Tenía quemado más del 75% de su cuerpo.

Ricardo Artiles, el acompañante del piloto de la avioneta que cayó el domingo en un campo de Península Valdés, falleció en la tarde de ayer a la altura de Sierra Grande. Se descompensó cuando era derivado al Instituto del Quemado en Capital Federal debido a su complicado cuadro.

El deceso se produjo cuando debieron volver a Puerto Madryn. Se encontraba en estado crítico, con el 75% del cuerpo quemado y serios problemas en las vías respiratorias.

A pesar de la gravedad, los médicos del Hospital “Isola” de Puerto Madryn habían autorizado su traslado en el avión sanitario de la provincia. En el accidente murieron dos mujeres. También resultó con graves quemaduras Lenard Ibáñez, quien fue trasladado al Instituto a principios de esta semana. Su estado es reservado.

El parte médico de Ibáñez no era muy optimista. Los médicos dijeron que no podían estabilizarlo. Pero dentro de lo grave su estado, mejoró. Artiles había sido operado nuevamente y tras pasar por el quirófano los médicos decidieron que lo mejor sería su traslado a un centro especializado y de mayor complejidad, publicó diario Jornada.

El domingo y mientras realizaba un viaje por Península Valdés, la avioneta que piloteaba Ibáñez sufrió un desperfecto y pese a que pudo aterrizar, se incendió. Mónica Gabriela López y Silvia Edith Acosta murieron calcinadas. Pese a sufrir graves quemaduras, Ibáñez logró pedir ayuda.

Aún no se saben las causas que provocaron el accidente. Y según expertos se tardará al menos 9 meses en conocerlas. El avión había partido del Aeroclub de Trelew, donde tiene un hangar. Cargó combustible en el aeropuerto de esa ciudad y partió hacia Madryn. Allí lo esperaban las dos mujeres.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico