"Nuestra intención no es ingresarlo a un calabozo"

El director de Seguridad de Chubut dio algunas precisiones acerca del rol que jugará la policía en esta nueva etapa de restricciones. Aseguró que se buscará evitar situaciones polémicas como las del año pasado.

“Esta noche a la una y media la gente ya no puede circular”, sostuvo con énfasis Paulino Gómez, director de Seguridad de la Policía de Chubut, quien dijo que el papel que jugará la fuerza de seguridad que depende del gobierno provincial será el de “controlar el movimiento nocturno. Hay muchos pubs, cervecerías, boliches; todo esto puede afectar la segunda ola que dicen que viene con mucha intensidad”.

El alto jefe policial –el mismo que el año pasado se vio involucrado en aquel audio donde se pedía detener “gente que ande ´chimangueando’ en el centro” de Trelew con el fin de engrosar estadísticas a pedido del ministro Federico Massoni- acotó que en esta oportunidad “vamos a controlar la ciudad. El mayor control debe ser en el casco urbano, como también en las periferias. Hay muchas reuniones clandestinas y necesitamos el acompañamiento de la ciudadanía. Esta medida, que para muchos puede resultar antipática, es necesaria para cuidar a la gente que corre riesgo”.

En este contexto, Gómez señaló que “vehículo que se vea circulando se lo va a interceptar para ver si es personal esencial; ahí no hay problema. Y si está en infracción se notificará a la justicia federal. Normalmente se lo intima a volver al domicilio y hasta se le puede sacar el vehículo. Depende de cómo se comporte”.

Insistió el funcionario en que en esta ocasión “nosotros solo vamos a notificar”, aunque de inmediato aclaró que “si se niega, o se genera otra figura aleatoria, como desobediencia o atentado a la autoridad, se procederá como corresponde, pero nuestra intención no es ingresarlo en un calabozo”.

En una nota en LaCienPuntoUno se le recordó al jefe policial el polémico papel que su fuerza jugó en 2020 durante el inicio de la pandemia, cuando hasta había centros de detención de ciudadanos, incluyendo a menores de edad.

“Esta pandemia dio mucho para hablar y resalta a veces lo negativo. No importa. Todos aprendimos; también la ciudadanía, así que no tenemos muchos problemas hoy en día, como ocurre cuando vamos a desactivar fiestas. La gente baja la música y se va tranquila a su casa”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico