Ocho contagios y una muerte en la clínica en la que está internado Bilardo

El ex entrenador de la Selección se encuentra en tratamiento en un centro de rehabilitación ubicado en Almagro: los casos se dieron entre el personal de la institución y en residentes de un piso diferente al suyo.

Carlos Bilardo permanece internado en la clínica de rehabilitación The Senior Home, donde recibe tratamiento por el el síndrome de Hakim-Adams, la enfermedad neurodegenerativa que padece. “No lo podemos ver por este tema de la pandemia, pero hablamos por teléfono”, había explicado Jorge, su hermano.

Sin embargo, una noticia preocupó tanto al Doctor como a su familia: el establecimiento, ubicado en el barrio de Almagro, registró ocho contagios de COVID-19 y esta madrugada debió lamentar la muerte de una de las afectadas. La difusión del virus se dio en el segundo piso, mientras que el ex entrenador de la selección argentina se encuentra en el sexto. Según confirmó su entorno, el Narigón, de 82 años, se sometió al test y dio negativo, por lo que no existe previsión inmediata de traslado.

“Carlos está en su mundo, mira fútbol y sólo habla de eso. Se baña, come y se viste solo, pero no está en la realidad y no registra fechas”, reveló esta semana su hermano Jorge. “Hay días en los que está acostado y otros en los que se levanta para hacer su rehabilitación. Nos reconoce y demás, pero sólo se le puede hablar de fútbol”, agregó.

En julio del año pasado, el estado del campeón del mundo en México 1986 se había agravado, hecho por el que fue trasladado al Instituto del Diagnóstico. "Los doctores nos llamaron para decirnos que Carlos estaba en las últimas, en ese momento entra Pachamé y él le agarró la mano de una manera nunca antes vista. Ahí empezó a repuntar y se estabilizó”, explicó Jorge el punto desde el cual mejoró su estado.

Mientras está internado, Bilardo mira series (supo engancharse con la historia de Pablo Escobar Gaviria) y fútbol, sobre todo viejo. A Miguel Ángel Lemme, uno de sus históricos laderos, le confesó que no sigue la Bundesliga, el primer gran torneo en volver a la actividad, porque “le aburre”. Su rutina, cerca de su esposa Gloria, su hija Daniela, el citado Jorge, sus amigos y ex dirigidos, se vio modificada por la irrupción del coronavirus.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico