Policía prófuga difunde video acusando a sus camaradas

La oficial Lorena Miño aguarda la resolución del pedido de eximición de prisión para presentarse. Admite que los tres principales acusados "hicieron todo mal".

“Lamento muchísimo la pérdida de Lucas pero yo no tuve nada que ver”. Acompañada por su abogado y con la voz en llanto, Lorena Miño, la policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que está prófuga y acusada de encubrir el crimen de Lucas González, cometido el 17 de noviembre en Barracas, se desligó del caso en un video que difundió su representante legal, quien dijo que aguarda la resolución de la eximición de prisión para presentarse ante la Justicia.

En el video de un poco más de tres minutos que dio a conocer el abogado de Miño, Roberto Castillo, -y al que tuvo acceso la agencia de noticias Télam-, la prófuga expresó que por culpa de tres policías “que hicieron todo mal” ella se encuentra vinculada a la causa en la que se investiga la muerte de Lucas González (17) y por la que están detenidos hasta ahora ocho policías, tres por el homicidio y cinco por encubrimiento.

https://twitter.com/EmmaDalbe/status/1465108742307942408

”Buenas tardes, mi nombre es Lorena, perteneciente a la Policía de la Ciudad, estoy en Barracas, en la (comisaría) 4D”, así inició Miño su relato en el video, en el que se la ve sentada junto al letrado y llorando de manera permanente.

La policía relató lo que, según ella, sucedió aquel miércoles cerca de las 9.50 de la mañana, cuando recibió una modulación “de un enfrentamiento armado con la Brigada de Policía de la Ciudad en Iriarte y Vélez Sarsfield”.

”Eran cuatro masculinos armados dándose a la fuga en una (Volkswagen) Suran azul, lo cual con mi compañera fuimos sobre (la calle) Alvarado en ayuda de mis compañeros, y cuando llegamos a Alvarado y Perdriel ya estaba la Suran estacionada. Se les pidió que descienda al chofer del vehículo (…) los chicos ya estaban abajo, uno se da a la fuga y los compañeros decían ‘le dispararon a mi amigo, no dijeron que eran policías, eran chorros’”, recordó.

PONE CONDICIONES

Consultado por la agencia Télam, el defensor de Miño indicó que aguardará la resolución del juez de Instrucción porteño Martín Del Viso sobre la eximición de prisión presentada, la que ya fue rechazada por el fiscal del caso, Leonel Gómez Barbella.

El viernes, cinco efectivos de la Policía de la Ciudad fueron detenidos como acusados de encubrir la muerte de Lucas. Las detenciones se llevaron a cabo luego de que el juez de la causa, Martín del Viso, hiciera lugar al pedido formulado por el fiscal Gómez Barbella.

Los detenidos son el comisario Juan Romero y el subcomisario Roberto Inca, a cargo de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 4; y el comisario Fabián Du Santos, el principal Héctor Cuevas y la oficial Micaela Fariña, estos tres últimos efectivos de la Comisaría Vecinal 4D de la Policía de la Ciudad. A ellos se suma Miño, que no fue localizada en su domicilio durante el procedimiento y permanece prófuga desde entonces.

El fiscal Gómez Barbella consideró a esos policías sospechosos de los delitos de “encubrimiento agravado, privaciones de la libertad agravadas y falsedades ideológicas”. Cree que entre estos efectivos están quien plantó un arma de fuego de plástico a las víctimas y quienes elaboraron el sumario policial con la información falsa de una persecución y tiroteo aportada por los policías de civil que, luego, fueron detenidos por la muerte del adolescente.

Es que, en el asiento trasero del auto Volskwagen Suran azul en el que circulaba Lucas con sus amigos, fue secuestrada una réplica de arma de fuego con la inscripción “The Punisher”. De acuerdo a los avances de la investigación, se determinó que el arma de plástico fue plantada para simular que se había tratado de un enfrentamiento.

Así, son ocho los policías detenidos por la muerte de Lucas González. La semana pasada, habían sido arrestados el inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial Juan José Nieva, los tres acusado por el homicidio agravado de Lucas y los intentos de homicidios de sus tres acompañantes.

Estos últimos tres policías detenidos están presos en la cárcel de Marcos Paz. De acuerdo a la investigación, Isassi, López y Nieva interceptaron a el auto y les dispararon cuando los jóvenes salían del club Barracas Central. Las víctimas del tiroteo intentaron huir de las balas, ya que pensaban que les estaban robando desde el otro vehículo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico