"Pulley y Marsó casi se van a las manos"

En el juicio que continuó hoy se involucró a un nuevo protagonista_ el ex secretario de Seguridad municipal, Carlos Marsó, quien en el pasado fuera juzgado por una causa similar.

Este lunes se realizó una nueva jornada de debate por incumplimiento de deberes de funcionario, facilitación de la prostitución y cohecho que tiene como imputados al comisario retirado Omar Alejandro Pulley, Guillermina Ferreira Almada y Juan Carlos Cuellar Gamboa.

Prestaron testimonio dos peritos especializados en Informática Forense, Jorge González y Renzo Vargas, explicando el entrecruzamiento de llamadas de celulares (análisis de la sábana) y la extracción de información de los aparatos secuestrados en el caso.

También se escuchó a testigos de descargo como el ex jefe de la Unidad Regional de Policía, José de la Cruz Castillo, quien recordó que se desempeñó en ese cargo en 2013 y que el comisario Pulley le informó sobre un informante que fue derivado a la División Drogas.

Asimismo, mantuvieron una reunión con un secretario del Juzgado Federal y que éste les dijo que ya estaba trabajando en el tema. Recordó inconvenientes con la Secretaría Municipal de Seguridad que estaba a cargo de Carlos Marsó, agregando que “la relación comenzó a complicarse” con Pulley.

Dijo que una vez concurrió junto a Pulley a “una reunión en la Municipalidad para una entrevista con Marsó y casi se van a las manos”. También mencionó que el imputado “con Zúñiga no tenía los inconvenientes que tenía con Marsó”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico