Quedó libre el polémico abogado Oscar Romero

Estaba preso por el intento de homicidio de un tapicero. El 2 de febrero analizan si correspondía la condena.

Edgardo Oscar Romero Bruno cobró notoriedad pública en 2015 cuando confesó que "yo antes de ser abogado era ladrón de bancos y financieras; estuve involucrado en por lo menos 20 hechos y en uno me agarraron, por lo cual purgué una condena". Esa parte de su historia negra tuvo lugar en su Formosa natal.

Ese año presidía el Colegio de Abogados de Trelew y entonces comenzó su declive. Hace dos años fue detenido tras una pelea sangrienta con un tapicero de la ciudad del Valle. Fue condenado por ese incidente.

Este sábado a la noche, Romero quedó en libertad. Pasó un año y medio preso, aún antes de ser condenado por “tentativa de homicidio” en un juicio que se hizo sobre fines de 2020. Pero como la sentencia no está firme, sus abogados la recurrieron y el Superior Tribunal de Justicia entendió que no debía estar detenido con prisión preventiva, declaró invalida la medida por estar infundada y ordenó que se lo liberara inmediatamente.

A Romero lo sentenciaron a pasar seis años y nueve meses en la cárcel, tras ser hallado culpable de intento de homicidio por un hecho que él en el juicio dijo que no cometió.

La fiscalía le endilgó haber ido a una tapicería a matar al propietario del lugar, armado con una pistola 11.25 que tenía un silenciador fabricado de manera artesanal. Fue al anochecer del 16 de abril de 2019, en la avenida Hipólito Yrigoyen al 1000 de Trelew.

Allí, en medio de una pelea Romero fue herido en la cara con un destornillador y el tapicero, de nombre Horacio Pavés, recibió un tiro en la espalda. Romero al defenderse de la acusación que le hacía la fiscalía dijo que la pistola no era de él y que Pavés había recibido el balazo en un forcejeo, cuando uno le quería sacar el arma al otro.

Lo llamativo de este caso ha sido que la supuesta víctima, Pavés, ha hecho todo lo necesario para desincriminar a Romero. Para que fuera a declarar al juicio, por ejemplo, tuvo que ir a buscarlo la policía porque no quería ir y cuando le tocó testificar se mostró reticente, poco colaborativo con la fiscalía. Dijo que no se acordaba de lo sucedido.

Después, cuando ya había terminado el debate, se citó con la abogada de Romero para desdecirse de su primera declaración y esa exposición, espontánea, según se aclaró, fue tomada por los defensores del letrado para pedir que se revea la condena, cosa que va a ocurrir el 2 de febrero en una audiencia que se celebraría en la Oficina Judicial de Trelew.

Según Radio 3, Romero tiene mucha fe y cree que el tribunal revisor le va a fallar a favor, lo cual si sucediera debería terminar absolbiéndolo de culpa y cargo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico