Su vivienda fue arrasada por el temporal y ahora una familia intentó usurparla

Vilma Aillapan sufrió la pérdida de su vivienda en Don Bosco por el temporal de 2017. Hasta la fecha el Instituto Provincial de la Vivienda no le ha dado una respuesta. El último fin de semana una familia intentó usurparle su propiedad. La zona fue declarada inhabitable porque el patio trasero da un baldío donde se mezclan basura y desechos cloacales.

Hace casi tres años que Vilma Aillapan recorre las instalaciones del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) para obtener una respuesta a su necesidad de que le reparen la casa que fue arrasada por el temporal de 2017. Tampoco el gobierno nacional de Mauricio Macri le aportó soluciones, pese a los mediáticos anuncios formulados por el secretario de Interior, Fernando Alvarez de Celis, cada vez que venía a Comodoro a hacer campaña por Gustavo Menna o Ana Clara Romero.

La casa ubicada en la calle Código 2.401 del Plan Federal 72 Viviendas en Don Bosco quedó prácticamente inhabitable y con peligro de derrumbe, por lo que el organismo del Gobierno provincial se comprometió a pagar un alquiler o prestarle una nueva casa hasta que se solucionen los problemas.

Nada de eso ocurrió y Vilma tiene nuevos problemas. Es que el último fin de semana una familia intentó usurparle la propiedad.

“Me llamó mi vecina que justo había salido a fumar y vio que había gente desconocida en mi patio. Ella llamó a la policía y logró que no pasara nada, pero habían barreteado la reja y estaban con una maza dándole a la puerta para poder entrar”, sostuvo Vilma en diálogo con El Patagónico.

Según la damnificada, los efectivos policiales se enfrentaron a quienes intentaban usurpar la vivienda, lo que generó un temor mayor por perder lo poco que hay en su hogar. “Cuando yo llegué, ya se habían ido pero les dije a los policías que no me movía del lugar hasta que me aseguren que iba a quedar con custodia policial”, aseveró.

Ante los últimos inconvenientes, Vilma afirmó que sacará un préstamo para poder arreglar su vivienda. “Ellos (por el Gobierno provincial) después verán como me van a devolver la plata. Ya van a ser tres años que no tengo mi vivienda y de arriba no se la van a llevar. Esto no va quedar así nomás”, advirtió.

En este sentido, la damnificada manifestó que se acercó a la Defensoría del Pueblo para reforzar su reclamo. “Volví a presentar todas las notas que hice. El IPV lo único que quiere hacer es prestarme una vivienda, o pagarme un alquiler, pero todavía no saben cuál de las dos va a ser primero. Para el arreglo de la casa tienen que licitar nuevamente porque el dueño de la empresa que había ganado la licitación falleció en enero y desde ahí se paró la obra. Estoy peleando para que Rawson haga algo. El otro día estuve en el IPV y me habían ofrecido una vivienda vandalizada que habían recuperado. Yo les dije que no”, subrayó Vilma.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico