Tiempo compartido náutico, un negocio de nicho que dsembartca en el país

Jerónimo Furtado, Matías Cramer y Javier Cami son los fundadores de Boat Share, un negocio de tiempo compartido de lanchas hasta ahora inexplorado. "Una manera de democratizar la náutica", aseguran.

Leandro Ferreyra
lferreyra@ambito.com.ar

Punta del Este siempre marca tendencia en el segmento Premium. Y este verano no fue la excepción: empresarios y celebrities fueron tapa de conocidas revistas por volar en un exclusivo tiempo compartido. En otras palabras, algo así como convertirse en propietarios de una porción de un avión que se contabiliza en cantidad de horas de vuelo.

Esta tendencia vip también existe en la Argentina, pero con una salvedad: el atractivo no está en las alturas, sino en el agua. Se trata de un tiempo compartido de lanchas. Es la propuesta de Jerónimo Furtado, Matías Cramer y Javier Cami, fundadores de Boat Share, empresa que plantea un modelo de negocio donde a través de un fee mensual se accede al derecho de uso de horas de navegación en embarcaciones de diferentes características. Un negocio de nicho interesante, que no tiene antecedentes en el país, pero sí triunfa en otras partes del globo.

“El Tiempo Compartido es la manera más inteligente de navegar una lancha sin comprarla”, cuenta Javier Cami a Ámbito Biz. “Básicamente es un Club de Lanchas que hace posible la navegación de forma fácil, organizada y accesible. Sin necesidad de comprar la lancha, ni ocuparse de pagar seguros, guardería, impuestos o mantenimiento”, continúa.

EL ABC

Boatshare ofrece planes de 3 a 6 salidas mensuales en determinados días (ver recuadro). Según explican los socios del emprendimiento, “el costo promedio real de cada salida en una embarcación propia es superior a $5.000 e incluye guardería, mantenimiento, ARBA, seguro, services, matrícula y bienes personales, esto sin contar la depreciación del bien que se paga con pérdida de dinero”, relatan y agregan: “Con BoatShare, el costo se reduce un 75%, sin la necesidad de inmovilizar capital”.

Las lanchas que parten desde San Fernando son de tres tipos de embarcaciones: Adventure (hasta 5.50 metros; Motor hasta 90HP y capacidad para hasta 6 Personas), ideal para paseo y pesca; Sport (hasta 7 metros, Motor de 115 a 280HP y capacidad para hasta 8 Personas), preparada para realizar deportes acuáticos, además de paseos; y Day-Cruise (hasta 8 metros, Motor de 280HP y la misma capacidad), con Camarote y mayor confort.

El usuario tripula su embarcación. Para ello “hay que sacar un carnet habilitante de PNA (Prefectura Naval Argentina) de la categoría conductor náutico, para la Categoría Adventure; y Timonel de yate a motor para las categorías Sport o superiores”, relata Cami. “El curso dura dos días y el examen es teórico práctico e incluye una carpeta de apuntes y material didáctico. Son dos clases de 3 horas por día. Luego un tercer día hábil de semana se toma la prueba junto a un veedor de Prefectura Naval Argentina”, explica Furtado. Las salidas son Acumulativas e incluyen mantenimiento, auxilio mecánico, elementos de seguridad en las lanchas, salida de inducción práctica / teórica, seguro de responsabilidad civil y daños de embarcación. La membresía (anual) también incluye acceso a Isla del Este, un exclusivo espacio del Delta con piscinas, camastros colgantes, lago de aguas transparentes, playa propia, cancha de Tenis, Club House con restoran, entre otros servicios.

EL DATO
¿Cuáles son los requisitos para poder asociarse?:
DNI, ser mayor de 30 años y tener carnet habilitante de PNA.
¿Cuál es el costo para sacar el carnet?: $4.600.

Ficha técnica
Boat Share nació en 2015

Flota actual: 18 lanchas

Inversión inicial: u$s80.000 para comprar tres lanchas

Inversión en 2016: u$s200.000

Inversión en 2017: u$s200.000

Proyección de inversión en 2018: u$s300.000 para ampliar la flota

Facturación estipulada 2018: $10 millones

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico