Un año de prisión para el golpeador que no aceptaba el "no"

Miguel Angel Nitor le pegó violentamente a su expareja porque esta se negó a compartir la cena con él y tras ser expulsado del hogar volvió en reiteradas oportunidades, utilizando la fuerza.

A partir de un juicio abreviado, Miguel Angel Nitor deberá cumplir un año de prisión efectiva por hechos de violencia de género acontecidos entre marzo y mayo de este año.

Asesorado por su defensora, Nitor admitió voluntariamente su participación en los hechos que se le imputan, calificados como “lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género y desobediencia judicial”, y la pena de un año de prisión efectiva y la declaración de reincidencia por primera vez.

Asimismo, por solicitud de la fiscal, se mantuvo la prisión preventiva que viene cumpliendo Nitor, hasta que la sentencia quede firme.

Presidió la audiencia de este miércoles Jorge Odorisio, juez penal; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Verona Dagotto, fiscal general; en tanto que la defensa de Nitor fue ejercida por Vanesa Vera, defensora pública.

La fiscal se refirió a la propuesta abreviada donde el imputado admite todas las circunstancias de tiempo, modo y lugar, como su responsabilidad en los mismos. El primer hecho ocurrió el pasado 20 de marzo cuando la víctima y expareja de Nitor fue agredida por éste físicamente, como consecuencia de negarse a cenar. El sujeto la tomó de los pelos y la agredió física y verbalmente. La arrojó sobre la cama, la pateó y le propinó golpes de puño en la cabeza, siendo tan fuertes estos que la víctima quedó casi sin habla, alcanzando a decirle solo que se fuera de la casa. Las lesiones que ese día recibió le causaron una incapacidad laboral menor a 30 días.

Cuatro días después, y existiendo ya una orden de prohibición de acercamiento y contacto dictada por una jueza del Juzgado de Familia, una vecina de la víctima llamó a la policía ya que Nitor se encontraba fuera de su domicilio, por lo que fue arrestado.

Sin embargo, como el hombre no se resignaba al rechazo, el 10 de mayo volvió al domicilio de su expareja, ingresando al patio y golpeando la ventana. Cuando le dijeron que se vaya, se fue pero cual Terminator expresó que volvería. Y así lo hizo esa misma tarde, siendo detenido por personal policial.

En este contexto, la fiscal recordó que Nitor fue condenado en 2012 a cinco años de prisión efectiva. Además, Dagotto solicitó el sobreseimiento por privación ilegítima de la libertad y amenazas coactivas por no existir elementos suficientes para elevar la causa a juicio por dichos delitos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico