Una comerciante se resistió a un asalto y terminó herida

Fue en barrio Abel Amaya cuando la propietaria de un almacén se resistió junto con su hijo a un intento de robo. La comerciante resultó con una herida en una de sus manos. No hay detenidos.

Todo sucedió alrededor de las 18:50 del jueves en el almacén LyM que funciona sobre la calle Código al 479 del barrio Abel Amaya. Una mujer de nacionalidad boliviana resultó con una herida cortante en una de sus manos.

Según informaron a El Patagónico, dos delincuentes ingresaron al local haciéndose pasar por clientes, fueron atendidos por la dueña y en un momento uno de los hombres sacó un cuchillo, la agarró del cuello y comenzó a exigirle el dinero. La mujer se resistió arrojándoles botellas de cerveza.

En el interior del comercio el hijo de la dueña del local se trenzó a golpes de puño con el segundo delincuente hasta que a los pocos minutos llegaron los efectivos de la Seccional Quinta.

La comerciante resultó con una herida en una de sus manos y la Policía trabaja con las cámaras de seguridad para dar con los ladrones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico