A Román no le gustó la altura del pasto

Juan Román Riquelme no paró de despotricar contra el campo de juego de La Bombonera luego del empate frente a Rosario Central. «El pasto estaba muy alto y eso benefició el trabajo de Central que vino a defenderse», repitió una y otra vez.
El enganche también recalcó que fue «una emoción muy grande volver a jugar en La Bombonera con todo el aliento de la gente. Voy a estar muy agradecido con la gente de Boca».
Sobre su actuación, explicó: «No es fácil volver a jugar después de dos meses. Me sentí muy bien. Pero puedo jugar mucho mejor», advirtió. Y volvió a quejarse del pasto alto.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico