A un año del asesinato de Jorge Acosta, sus padres reclaman Justicia

Se cumple hoy un año del asesinato del nene Jorge Acosta, quien fue ultimado de un tiro en la nuca cuando salía con otros chicos del barrio Balcón del Paraíso. A raíz de las primeras investigaciones, la policía detuvo a tres personas, entre ellas dos menores. Por ello sólo Sergio Rogel fue imputado por homicidio agravado, aunque se halla en libertad.

Los padres de Jorge Acosta —Miriam Díaz y Héctor Acosta— no dejan de reclamar Justicia y aunque se cumplió ya un año del asesinato de su hijo, siguen sin contar con un abogado querellante.
La última información que tienen del caso es que el expediente fue girado la semana pasada al Ministerio Público Fiscal, donde debería ser analizado en el marco del trámite para su requerimiento de elevación a juicio, lo cual esperan que ocurra a la brevedad.
«Nosotros tenemos a nuestro hijo en un nicho y la sociedad tiene a un homicida suelto», señaló Héctor Acosta durante una charla mantenida con este medio en el Cementerio Oeste, donde descansan los restos del nene.

TODO POR UN MANDADO
Jorge falleció trágicamente en la noche del jueves 17 de agosto del año pasado. Había ido junto con otros amigos a visitar al familiar que uno de ellos tenía en el Balcón del Paraíso y cuando salían de ese sector alto de la ciudad los chicos fueron atacados a balazos.
Pocos minutos después de las 21, fue interceptado por un grupo de violentos que descargó su ira contra las indefensas criaturas porque los acusaban de haber sido los autores del incendio que ese mismo día, en horas de la tarde, había reducido a cenizas una precaria vivienda del Pasaje Formosa al 1.400.
En el hecho tomó intervención la policía de la Seccional Primera, la cual contó con la colaboración de los efectivos de la Seccional Segunda y del Comando Radioeléctrco, luego de que los vecinos del lugar dieran aviso sobre la balacera que se había desatado en la zona alta de la avenida Alsina.
En contados minutos la policía se hizo presente en el lugar y entre los pasajes Formosa y Chaco encontró el cuerpo sin vida de Jorge Acosta (11). El nene había recibido un tiro en la nuca y el proyectil le salió por el pómulo derecho, lo que causó su muerte en forma instantánea.
A partir de los testimonios de los otros chicos que lo acompañaban, así como de otros ocasionales testigos, la policía logró individualizar a tres sujetos que finalmente terminaron detenidos en averiguación del delito de homicidio.
Sergio Rogel (20) y los menores D.C. (17) y M.T. (17) fueron señalados como los autores y quedaron a disposición del por entonces Juzgado de Intrucción Nº 3, a cargo de José Rago. El magistrado y el fiscal Ricardo Carreño también se hicieron presentes en el lugar de los hechos y participaron de los cuatro allanamientos que fueron realizados en el transcurso de la noche.
En ese marco, se secuestraron siete vainas servidas y plomos calibre 9 milímetros, uno de la cuales terminó con la vida del inocente.
La criatura fallecida se domiciliaba en Pensamientos al 1.300 del barrio San Martín, donde vivía con sus padres y era el mayor entre cinco hermanos.
El arma homicida no apareció, pese a las diligencias efectuadas, pero los elementos recolectados sumaron suficientes pruebas como para imputarle el homicidio agravado a Rogel. De todas formas, fue liberado y se le impusieron una serie de restricciones, algo que ocurrió después de que la causa fuera trasladada al Juzgado de Menores.
En los días posteriores al hecho, los padres, amigos y familiares efectuaron varias marchas en reclamo de Justicia y ahora esperan que finalmente se realice el juicio.
«No queremos esperar un año más y que nuestro hijo sólo sea un número en las estadísticas», señalaron los doloridos padres.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico