Alejandra 'China' Zamora: "supe controlar el ritmo de la pelea"

La púgil de la escuela municipal 1 (6-1-0 - 1KO) dominó de principio a fin el combate ante la bonaerense Macarena Gallastegui (4-3-0 - 1KO). Y en el último tramo tuvo la capacidad de contenerse para concluir un desafío a su favor. Con poco más de dos semanas entre sí, la compañera de Héctor "Tigre" Saldivia camina sobre pasos firmes y espera una nueva presentación para octubre.

¿Cuándo va a llegar el KO?, Alejandra "China" Zamora (6-1-0 - 1KO) se lo toma con humor la pregunta. Porque si bien dominó toda la pelea de fondo, el último viernes en el gimnasio municipal 1 donde se desarrolló el festival "Knock Out a las drogas", contó en la esquina opuesta con una rival como Macarena Gallastegui (4-3-0 - 1KO) por demás aguerrida a la hora de salir a escena.
"La definición antes del límite es algo que puede o no darse. En mi caso, mi rival cayó en el primer asalto, tras un derechazo que le conecté. Le hicieron la cuenta y se levantó. Al igual que en el segundo round, donde también le contaron. Luego en el tercer asalto, ella (Macarena Gallastegui) no respondía y solo recibía el castigo. Yo pensé que su rincón o el árbitro iba a parar la pelea pero eso no paso", sostuvo Alejandra a El Patagónico.
De ahí en más, la "China" Zamora sigo dominando el pleito en todo momento. Ante una rival que en el sexto y último asalto, salió a jugarse el todo por el todo para tratar de revertir un fallo que claramente dejaba a la comodorense como ganadora de la pelea de fondo que organizó Piñas del Sur Producciones.
"Si lo analizo mi desempeño en profundidad, creo que estuvo bien porque supe controlar el ritmo de la pelea. En mi caso era la primera vez que peleaba a seis asaltos. Y la verdad que me sentí re bien de aire y todo. En cuanto al rival, cayó en el primer round, cayó en el segundo. Y ya en el último asalto, como yo sabía que en las tarjetas ganaba lejos, ella salió a 'quemar' lo que le quedaba. De mi parte regulé el ritmo porque no me iba a jugar a perder una pelea en el último tramo. Entonces salí, como quien dice, a regular y caminarla desde afuera", comentó Zamora.
De cara a lo que vendrá, la "China" sostiene que no tuvo mayor desgaste del que esperaba ante una oponente muy buena, que venía de medirse con las mejores de su categoría.
"Macarena (Gallastegui) demostró ser una boxeadora guapísima, porque en el primer asalto cayó muy mal a la lona y pensé que no seguía. Pero se levantó y siguió hasta el final", comentó.
Respecto al poco tiempo y la continuidad entre pelea y pelea - su pelea previa fue el 26 de agosto en el Microestadio Municipal de Hurlingham – Zamora sostuvo que no influyó en su desempeño.
"Tal vez sea poco tiempo entre pelea y pelea, pero la anterior no había sido un compromiso duro. Caso contrario calculo que habría influido. Lo positivo es que estoy recontenta con el resultado. Y en especial porque hice un montón de cosas arriba del ring, que no había podido hacer la vez anterior. La verdad que me sentí muy cómoda en el cuadrilátero, tiré un montón de golpes y me pude mover con mayor soltura. A pesar de que mi papá (Robinson Zamora) me exigía que me suelte más. Yo creo que eso llega con la experiencia, porque en el trabajo que hacemos a diario en la escuela del municipal 1 nos soltamos mucho más. Falta trasladarlo a la pelea en sí. Pero repito, es cuestión de sumar experiencia", sentenció la "China" que en octubre podría volver a presentarse en la ciudad que la vio nacer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico