Cerro Solo: se define la suerte de los que se hicieron pasar por policías

En otra jornada del juicio por robo armado a un matrimonio del barrio Cerro Solo, el fiscal pidió que los imputados Damián "Jaimito" Martínez y Fabián Nahuelpan sean declarados culpables, mientras los defensores exigieron sus absoluciones. Este viernes se conocerá el veredicto.

En la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia se concretó este miércoles la tercera audiencia del debate oral y público contra Damián “Jaimito” Martínez y Fabián Nahuelpan, acusados del robo armado a la vivienda del barrio Cerro Solo ocurrido el 8 de febrero de 2021.

En un primer momento declaró el último testigo de cargo por videoconferencia y luego se exhibió un video con ediciones de cámara de un domicilio cercano al que ocurrió el hecho. Después se escucharon los alegatos finales de las partes. El tribunal -integrado por los jueces de Raquel Tassello, Miguel Caviglia y Jorge Odorisio- dará a conocer su veredicto de responsabilidad penal este viernes a las 12.

El fiscal Martín Cárcamo en su alegato final expresó que se acreditó parcialmente el robo registrado la noche del 8 de febrero de 2021 en un domicilio ubicado en la calle Cerro Colorado al 3.300, cuando Martínez y Nahuelpan concurrieron a bordo de un VW Gol junto a otros dos sujetos no identificados.

Primero descendió Nahuelpan con un arma de fuego calibre 9 milímetros y tras apuntarle a una de las víctimas le dijo: “somos policías, metete adentro”. Luego, ingresaron Martínez y un tercer sujeto, ambos con armas de fuego, quienes acorralaron a la víctima. A la pareja de la víctima también lo amenazaron: “somos policías, hace lo que te decimos o te quemamos”. Los sujetos huyeron con un televisor, un parlante, teléfonos celulares y otros elementos de valor.

LAS PRUEBAS

El fiscal valoró que durante la diligencia de reconocimiento fotográfico no surge ninguna irregularidad a la que se refiriera la primera testigo. Luego de las tareas de investigación, se establece que el vehículo utilizado en el robo era de propiedad de uno de los imputados.

Además, al abrirle el teléfono a “Jaimito” se verificaron la presencia del registro fotográfico del televisor y el equipo de música que fueron denunciados como robados y en la rueda de reconocimiento de personas testigos señalaron a los imputados como dos de los autores.

Cárcamo agregó que en función del bajo nivel de credibilidad que aporta la primera testigo y de la orfandad en evidencia que lo respalde, entendió que su motivación se encontraba dirigida a mejorar la situación procesal de los imputados.

“El descrédito de dicho testimonio es pleno y absoluto”, afirmó el fiscal. Solicitó que se los declare a Martínez y Nahuelpan coautores penalmente responsables del delito de robo doblemente agravado por ser cometido en poblado y en banda; y por la utilización de un arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede tenerse por acreditada.

El defensor Guillermo Iglesias –representa a “Jaimito” Martínez- solicitó que se rechace la acusación y se absuelva a su defendido del hecho. A su criterio, las actas del recorrido fotográfico “son falsas” y sostuvo que la víctima “dijo que la policía la amenazaba para que señale a los imputados”.

Por su parte el defensor Mauro Fonteñez –asiste a Nahuelpan- afirmó que “no se acreditó en el juicio violencia física sobre las personas. La Fiscalía trajo un caso a proceso que se desvaneció”, añadiendo que “fue la policía la que señaló a su defendido y así estamos ante un derecho penal de autor y no de acto”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico