Comienza un nuevo juicio por el crimen de las mochileras

Una pista que apareció en la escena de los crímenes es la clave del proceso que comienza mañana; el caso ya tiene dos condenados.

Mañana comenzará un nuevo juicio por el asesinato de las mendocinas María José Coni y Marina Menegazzo, ocurrido en febrero del año pasado, cuando ambas se encontraban de vacaciones en las playas ecuatorianas de Montañita. El acusado es un hombre cuyo ADN apareció en la escena del crimen de las jóvenes, por el que en agosto pasado fueron condenadas otras dos personas a 40 años de prisión.

Fuentes judiciales informaron que el tercer imputado es José Pérez Castro, de 31 años, que está preso desde noviembre pasado y enfrenta cargos por homicidio agravado. Luego de una postergación del juicio, que debía comenzar el lunes pasado, mañana será sometido a juicio por el Tribunal Penal de la Corte Provincia de Santa Elena.

Pese al reclamo de los familiares y del propio imputado, los jueces decidieron que Pérez Castro siga el desarrollo del debate desde el penal mediante una videoconferencia, al igual que hicieron los condenados del primer juicio.

En tanto, los familiares de las jóvenes asesinadas viajaron a Ecuador para asistir al procedimiento y en diálogo con Los Andes reclamaron por "otros ADN" que aparecen en la escena pero que todavía "no han sido identificados" de al menos tres personas más que estarían involucradas en las violaciones y la muerte de ambas.

"Esperamos que lo condenen a la máxima pena como pasó con los otros dos y que se sepa quién más estuvo involucrado en los crímenes", dijo a la Agencia Télam Gladys Steffani, madre de Coni. Por su parte Paula, hermana de Marina, señaló a medios mendocinos lo "doloroso que es volver a aquel país, donde mataron a mi hermana" pero advirtió que "como antes vamos con la energía puesta en la esperanza de que los culpables sean condenados".

Los cuerpos de Conti (22) y de Menegazzo (21) fueron encontrados en febrero de 2016 envueltos en plástico y con cintas de embalar, en una zona cercana a la playa de Montañita, a 200 kilómetros de Guayaquil, un destino turístico muy visitado por jóvenes argentinos.

El 22 de febrero, tres y cinco días antes de que fueran encontradas sin vida, las jóvenes tuvieron el último contacto telefónico con sus familiares cuando les anticiparon que tenían previsto regresar al país cuatro días después.

El brutal doble crimen tuvo una fuerte repercusión internacional. En el primer juicio realizado en agosto del año pasado fueron condenados Alberto Mina Ponce (33) y Aurelio Eduardo Rodríguez (39), a la pena de 40 años de prisión. Durante el juicio, la médica forense presentó los resultados de las necropsias, donde explicó los detalles de cómo murieron las jóvenes argentinas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico