Docentes protagonizaron dos marchas, una con cacerolas, pero siguen sin cobrar

El conflicto laboral de los docentes de escuelas públicas y semipúblicas de Santa Cruz tiende a agravarse. Esta semana prácticamente no hubo clases, sobre todo en Río Gallegos y Caleta Olivia donde se registraron los mayores índices de acatamiento a las retenciones de servicio, a lo que se superpuso un feriado por el día de los maestros. Además, hubo dos marchas de protestas consecutivas, la del jueves con un cacerolazo y la de ayer.

Caleta Olivia (agencia)

El panorama es sombrío y el problema no solo está centrado en la demora en que incurre el Gobierno provincial para abonar los haberes de agosto, sino también en el reciente fracaso de una mesa de paritarias salarial.

Si bien la misma aún no está cerrada, el principal gremio que interviene en la negociación (ADOSAC) interpreta que, haciendo cuentas, solo le están ofreciendo un 2% de incremento.

A ello se suma el hecho que cientos de docentes no cobran sus sueldos desde abril porque quedaron fuera de circuito administrativo cuando el Consejo de Educación hizo una reestructuración.

En este cóctel de dificultades también se incorpora el hecho de que la cartera educativa nacional dejó de girar un auxilio de fondos pactados el año pasado, pero tampoco están llegando los correspondientes a la Coparticipación Federal.

De allí se explica la bronca de los educadores que ahora se muestran en mayor número en manifestaciones callejeras y el grupo que ayer protestó en Rio Gallegos llegó hasta la Casa de Gobierno para realizar un escrache a Alicia Kirchner.

Antes de ello, en la tarde noche del jueves, se movilizaron alrededor de quinientos maestros y maestras por las avenidas céntricas de Caleta quienes, además de enarbolar pancartas, banderas, anexaron modalidad del “cacerolazo”,

Luciendo la pechera del gremio, la secretaria general de la filial local de ADOSAC, Alejandra Villagra, recriminó a los funcionarios del Ejecutivo provincial porque “nos piden un gesto a los docentes pero ellos se auto-recategorizaron y aumentaron sus viáticos mientras que nosotros seguimos sin cobrar y por eso salimos a mostrar que las ollas de nuestras casas están vacías”.

POR TRAMITES HAY QUE VIAJAR A RIO GALLEGOS

Villagra también expresó su indignación porque algo más de 150 docentes de Caleta Olivia afrontan mayores problemas que el resto ya que no cobran sueldos desde el mes de abril.

“Ellos quedaron fuera del circuito administrativo y los obligan a viajar a Rio Gallegos para regularizar su situación, pero no les dan el día y siquiera le cubren el costo de los pasajes”, describió

Es por ello que el 27 de agosto la filial de ADOSAC tuvo que hacerse cargo de solventar el gasto de un colectivo para que cincuenta maestras y maestros pudieran ir a la capital provincial “para reclamar personalmente la deuda en cargos y horas que el Consejo Provincial de Educación mantiene con ellos”.

Al mismo tiempo planteó que el circuito administrativo “es engorroso porque la documentación pasa por diferentes oficinas y muchas veces las planillas se pierden en el camino”.

Recordó que esta problemática fue planteada en las paritarias y los representantes del Consejo de Educación informaron que el circuito administrativo va a continuar así al menos hasta octubre cuando puedan actualizar su sistema informático.

Finalmente pudo saberse que este domingo habrá asamblea en todas las filiales para otorgar mandado a los representantes ante al Congreso Provincial que se reunirá el lunes en Río Gallegos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico