El femicidio de una jueza conmocionó a Brasil

La mujer, de 45 años, fue asesinada por su ex marido delante de sus tres hijas en Navidad.

La víctima, identificada como Viviane Vieira do Amaral Arronenzi fue asesinado por su ex pareja, llamado Paulo José Arronenzi, quien le asestó múltiples acuchillazos en el cuerpo. El homicidio se perpetró en el barrio Barra de Tijuca, en la zona oeste de la ciudad carioca, y las pequeñas hijas de ambos presenciaron el abominable suceso.

El hombre fue detenido inmediatamente en el sitio de los hechos y quedó detenido. El homicidio, cuyas imágenes fueron ampliamente difundidas en las redes sociales, sacudió al país vecino durante el día festivo.

Además, los investigadores revelaron que el acusado ya había sido denunciado en otras ocasiones por violencia machista. De hecho, la magistrada llegó a contar con escolta policial concedida por la justicia. Sin embargo, con el correr del tiempo, el servicio de custodia se dispensó.

En un comunicado, el Tribunal de Justicia del estado de Río de Janeiro lamentó “profundamente la muerte de la jueza”. Por su parte, la Asociación de los Magistrados de Río de Janeiro (AMAERJ) y la Asociación de los Magistrados Brasileños (AMB) expresaron en una nota conjunta su “extremo pesar” por el “cobarde asesinato” y aseguraron que el crimen no quedará impune. “Ese crimen no quedará impune. El femicidio tiene el repudio vehemente de la sociedad brasileña. Brasil necesita avanzar. Lo que pasó este jueves en Barrada Tijuca es absolutamente inaceptable”, señaló el presidente de AMAERJ, Felipe Gonçalves, en la nota. “El femicidio es el retrato de una sociedad aún marcada por la violencia de género. Necesitamos combatir este mal”, completó la presidenta de AMB, Renata Gil.

En 2019, 1.326 mujeres fueron víctimas de femicidios en Brasil, según el Anuario Brasileño de Seguridad Pública 2020, elaborado desde hace 14 años por el Fórum Brasileño de Seguridad Pública. En tanto, solo en los primeros seis meses de 2020, el gigante sudamericano registró 648 casos de femicidios, pese a las restricciones implementadas entre marzo y junio para frenar el avance del coronavirus en el país.

Por su parte, en las muertes que fueron clasificadas como homicidios intencionales pero que no fueron consideradas como femicidios, las mujeres asesinadas sumaron 1.861 entre enero y junio, frente a las 1.834 víctimas que perdieron sus vidas en el mismo periodo del año pasado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico