En la Escuela 155 también piden por el Jardín

Docentes de la Escuela 155 y del Jardín 488 se manifestaron ayer por la mañana en avenida Chile y Francisco Tejo, en reclamo del pago de sueldos en tiempo y forma y por las reparaciones del establecimiento de nivel inicial que funcionaba en La Razón y Barceló.

Aproximadamente a las 8:30, las trabajadoras llevaron a cabo su reclamo, exhibiendo carteles y manifestando su malestar por esta situación. “Tenemos compañeros que cobraron el día 10 y otros que vamos a cobrar mañana (por hoy). Pero nosotros también tenemos que cumplir con nuestras obligaciones: impuestos, cuentas, medios de movilidad para llegar a la escuela, y también tenemos hijos o compañeras que son sostén de familia”, dijo una de las docentes a El Patagónico.

Las docentes no ocultaron su malestar por la posición que toman los padres de los alumnos, quienes piden por la educación de sus hijos. “Nosotros también tenemos hijos, ellos también van a las escuelas y también pierden. Pero los impuestos no te esperan y cada vez aumentan más”, señalaron.

Además cuestionaron el corte de prestaciones de la obra social Seros y se preguntaron qué pasaría si necesitan “usar el servicio médico o alguno se enferma”.

Sandra Godoy, directora del Jardín 488, en tanto, explicó el reclamo de las docentes de ese establecimiento. “Nosotras desde el temporal estamos funcionando dentro de la Escuela 155 que nos cedió un espacio donde están agrupadas dos secciones. Las docentes están amontonadas. Tenemos en esa sala cerca de 32 ó 34 alumnos, pero es lo que le podemos dar a nuestros alumnos para que aunque sea puedan venir todos los días. Por eso estamos pidiendo la reparación del jardín”, señaló.

Según explicó Godoy, el establecimiento fue construido por el Gobierno provincial, pero durante la inundación del año pasado sufrió daños, al igual que la Escuela 154, el edificio lindante.

En su caso el inmueble se reparó enseguida, pero no se pudo habitar porque el jardín compartía la cocina con la escuela, que quedó clausurada. Así tuvieron que mudarse a la Escuela 155, esperando que reparen el edificio lindero. Sin embargo durante el verano, personas desconocidas ingresaron al edificio dañado y prácticamente lo destrozaron, por lo que ahora es necesario que se realicen refacciones de consideración.

El Jardín 488 tiene una matrícula de 132 alumnos de 4 y 5 años que llegan desde los barrios Pueyrredón, Industrial, Fracción 14 y 15, Las Américas, y extensiones del Abel Amaya y 30 de Octubre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico