Entró al hospital por una uña encarnada y lo dieron por muerto por coronavirus

Un hombre está con pronóstico reservado en un hospital de Río Negro donde decretaron que había fallecido por Covid-19. Su hijo notó el error por casualidad.

La familia de Luis Adolfo Parra denunció públicamente que el hombre de 65 años fue declarado muerto por Covid-19 en el hospital de Villa Regina, Río Negro, cuando en realidad estaba vivo. Ahora se encuentra con pronóstico reservado.

Parra ni siquiera tenía Covid-19 al ingresar al hospital de Villa Regina sino que había sido internado porque una uña encarnada le había provocado una gangrena y tenían que amputarle la pierna, informó el Diario Río Negro.

"Él estaba en una sala común con asistencia de oxígeno. Uno de sus hijos estaba a su cuidado, y en la madrugada del lunes le avisaron que su papá había fallecido. Nos llamó para avisarnos y fuimos al hospital", relató a El Diario, Teresa Parra, la hermana del hombre.

"Ya estábamos averiguando los pasos para el velatorio y sepelio, y estando en la vereda del hospital revisamos si estaban todas las pertenencias de mi hermano. Como faltaban algunas, mi sobrino subió a la habitación a buscarlas", se acordó la mujer.

La penosa tarea le tocó al hijo de 19 años de Parra, que quiso saludar con un beso a su padre por última vez. Por eso levantó la sábana con la que habían tapado al hombre y así fue cómo notó que todavía respiraba a pesar de que hacía tres horas le habían quitado toda asistencia y lo habían dejado solo.

"No sabemos si fue un milagro, si el marcapasos que usa hizo que su corazón vuelva a latir", señaló Teresa Parra, que detalló que su hermano está operado del corazón y tiene diabetes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico