Guenuman vuelve a la alcaidía para cumplir con su condena

Se fugó en diciembre de 2018, fue recapturado y en el marco de la audiencia de control de detención, se declaró legal su aprehensión y se ordenó su traslado a la alcaidía de Comodoro Rivadavia.

Días pasados se efectuó en los tribunales ubicados al costado del Liceo Roca la audiencia de control de detención y apertura en contra de Marcelo Fernando Guenuman, fugado de la Alcaldía policial el pasado 31 de diciembre de 2018. El fiscal pidió se declare legal su detención y que continúe cumpliendo condena; por su parte la defensa no planteó objeción a lo solicitado por el acusador público.

Presidió el acto Daniela Arcuri, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Adrián Cabral, fiscal general; en tanto que la defensa de Guenuman fue ejercida por Ivo Di Taranto, abogado de la Defensa Pública.

En un primer momento el fiscal se refirió a la resolución de Rebeldía y Captura de Marcelo Guenuman ya que el condenado el pasado 31 de diciembre de 2018 se había fugado de su lugar de detención. Cabe señalar que fue considerado penalmente responsable del delito de “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa”. Realizándose asimismo el cómputo de pena, donde se le impone la pena única de 8 años y seis meses de prisión, declarándolo reincidente por primera vez.

Guenuman estaba en condiciones de acceder a la libertad asistida el 27 de febrero de 2026. En base a ésta Orden de Detención y de tareas de investigación llevadas a cabo por el Ministerio Público Fiscal y de la Brigada de Investigaciones, se solicitó una Orden de Allanamiento en un domicilio del barrio Moure ya que había elementos para considerar que se encontraba en dicho domicilio. En el marco de un allanamientos el pasado 29 de junio, ingresó a dicha vivienda y procedió a la detención de Guenuman. Solicitando el fiscal se declare legal la detención del condenado y que continúe cumpliendo su condena.

Por su parte, el defensor no formuló objeción a la legalidad de la detención, solicitando comience a cumplir Guenuman nuevamente su pena.

Finalmente, la jueza penal resolvió declarar legal la detención de Marcelo Guenuman ya que había sido declarado rebelde, además de la orden de allanamiento y detención. Dejando sin efecto su rebeldía y captura para que continúe cumpliendo su condena en la alcaldía policial y ordenando se dé aviso a la jueza de ejecución penal para que se practique un nuevo cómputo de pena, ya que la misma fue interrumpida por su evasión.

EL CRIMEN

El hecho ventilado en debate aconteció el pasado 23 de junio de 2012, alrededor de la 1:45 horas, cuando Franco Ortega y Marcelo Fernando Guenuman se encontraban discutiendo sobre pasaje Santa María, ubicado entre las calles Huergo y Florida de la ciudad petrolera. Marcelo Fernando Guenuman comenzó a aplicar golpes de puño a Franco Ortega y a continuación, mientras este último pretendía retirarse del lugar, sacó un cuchillo y lo apuñaló en la cabeza provocándole un corte en la región temporo occipital izquierda y otra lesión punzo cortante profunda en la cara, que le provocó un edema cerebral generalizado. Por lo cual, debió ser internado en estado crítico bajo asistencia ventilatoria mecánica y en coma farmacológico, produciéndose su muerte por paro cardiorrespiratorio traumático por lesión cerebral, el día 24 de junio de 2012, a las 22 horas.

Por este hecho, Guenuman fue condenado el 3 de octubre de 2018 a la pena de 5 años y 9 meses de prisión como autor penalmente responsable del delito de “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico