Intentó eludir un control de alcoholemia y atropelló a dos agentes

El hecho ocurrió a las 3.30 del domingo en Palermo. El conductor, un periodista y vocero de un área del Ministerio de Justicia de la Nación, atropelló a los dos agentes para eludir el control. La mujer murió en el momento. El conductor se presentó horas después y quedó detenido.

Un conductor atropelló y mató a una inspectora de tránsito e hirió a otro al evadir un control de alcholemia en el barrio porteño de Palermo. El vehículo era conducido por Eugenio Veppo, periodista y productor de televisión y vocero de prensa de un área del Ministerio de Justicia de la Nación, quien se entregó y se encuentra detenido.

El sábado, a las 3.30 de la madrugada en la esquina de Avenida Figueroa Alcorta y Tagle, los agentes de tránsito le indicaron a Veppo, al volante de un Volkswagen Passat azul oscuro, que se detuviera para realizarse un control de alcholemia. El periodista no frenó, atropelló a los agentes Cinthia Choque, de 28 años, y Santiago Siciliano, de 30, y escapó.

"La mujer murió en el acto producto del impacto, no se pudo hacer nada", informó el titular del SAME, Alberto Crescenti. Sin embargo, una compañera de trabajo de los agentes aseguró que esto no fue así. “No murió al instante, estuvo casi media hora agonizando en la calle porque el SAME no llegaba”, dijo la mujer a un canal de televisión.

Crescenti informó que Siciliano sufrió politraumatismos varios y fue trasladado al Hospital Fernández. El titular del SAME también señaló que otros dos agentes, que formaban parte del mismo control, fueron derivados al hospital Rivadavia con una crisis nerviosa.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, expresó su tristeza por lo sucedido a través de su cuenta de Twitter (ver aparte). “Tristeza e indignación por lo ocurrido anoche con los agentes de tránsito de la Ciudad atropellados mientras hacían su trabajo”, afirmó.

Por su parte, Patricia, la madre de Siciliano, contó a un medio televisivo que su hijo se encuentra gravemente herido y que fue operado para tratar las fracturas que sufrió en el cráneo. Más tarde, el agente de tránsito fue operado de la cadera, donde también presentaba fracturas.

"Hay que esperar. Está muy complicado", dijo la madre de Siciliano y agregó que su hijo trabaja como inspector de tránsito hace tres años. "Está casado y es papá de un nene de nueve años. Estamos todos destruidos", lamentó la mujer y pidió que rezaran por la vida de su hijo.

Agustín Siciliano, el padre del inspector de tránsito herido, contó que su hijo "tiene comprometida la base del cráneo, la cadera y un pulmón". "Está muy delicado”, afirmó y sostuvo que sólo le interesa que su hijo siga con vida, no si Veppo “va preso o no”.

Luego de darse a la fuga, Veppo abandonó el Passat azul en la calle Silvio Ruggieri al 2800, también en el barrio de Palermo. Momentos después, personal de la Policía de la Ciudad encontró el vehículo que tenía golpes en el parabrisas, el capó, el guardabarros y la parrilla del lado del acompañante. Además, al auto le faltaba la insignia de la marca. Después de realizar los peritajes correspondientes al vehículo, los policías determinaron que estaba registrado a nombre de Veppo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico