Joven universitario de Río Gallegos fue hallado sin vida en una laguna

Policías y vecinos que a media mañana de ayer rastrillaban una cantera abandonada que bordea los barrios San Benito y Los Lolos, hallaron sin vida a Jorge Peña que era intensamente buscado desde la madrugada del martes 1 de mayo luego de que concurriera a un boliche bailable.

Caleta Olivia (agencia)

El cuerpo de Jorge Peña, de 19 años, quien cursaba la licenciatura en Trabajo Social en la Universidad Nacional de la Patagonia Austral (UNPA), estaba semi-sumergido boca abajo en una laguna de regulares dimensiones y de no más de medio metro de profundidad, la cual se encuentra a unos doscientos metros de la casa donde residía con su familia.

Llamó la atención que en días anteriores nadie haya visto el cuerpo en ese predio descampado -donde también hay residuos diseminados y algunos montículos de tierra y pedregullo-, teniendo en cuenta los amplios rastrillajes que realizaron los equipos de búsqueda de diversos organismos, familiares, amigos y compañeros de estudio.

Además, se sabe que era frecuente que Jorge Peña transitara por ese lugar cuando retornaba a su hogar, por lo cual los investigadores manejan varias hipótesis, entre ellas la que indica que habría sido víctima de una golpiza y que en tal caso, sus agresores pudieron haber arrojado el cuerpo varios días después.

El propio secretario de Seguridad del Gobierno de Santa Cruz, Lisandro de la Torre, quien se hizo presente en el sitio donde se montó un fuerte dispositivo policial, dijo al periodismo que no se descarta ninguna hipótesis.

Fue el padre del joven quien reconoció el cuerpo que tenía la vestimenta con la que había ido al boliche bailable “Maximus” y según da cuenta el diario digital Nuevo Día, una cámara de video del local habría registrado un altercado entre jóvenes, uno los cuales habría sido el estudiante universitario.

Peña habría utilizado por última vez su teléfono celular poco después de las dos de la madrugada de ese martes para solicitar un taxi y luego no se supo nada más.

Sus familiares y amigos realizaron el martes una marcha para exigir a las autoridades que profundizaran la búsqueda, hasta que ayer se conoció el peor final.

El comisario inspector Juan José Pérez, quien fue consultado por el diario Tiempo Sur, confirmó que fue el padre de Jorge quien reconoció el cadáver notó porque “tenía la vestimenta que llevaba hasta último momento”.

“El cuerpo está en una laguna, una especie de charco con algo de profundidad, de no más de medio metro”, señaló el jefe de la Regional Sur, quien explicó: “ahora vienen una serie de diligencias procesales y policiales para determinar cómo llegó al lugar y si tiene algún tipo de agresión”.

En el caso que conmociona a toda la comunidad, tomó intervención el Juzgado de Instrucción N°2 y personal de la División Criminalística de la Policía de Santa Cruz. Se esperaba que al finalizar la jornada se pudiera tener el informe de la autopsia que determinaría fehacientemente las causas del deceso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico