Jueza Yáñez pedirá información constante al capitán

El Juzgado Federal de Caleta Olivia, a cargo de Marta Yáñez, continúa con la investigación por la desaparición del submarino ARA San Juan, cuya última comunicación se registró el 15 de noviembre de 2017, a las 7:30.

Este jueves la jueza recibió a almirantes de la Armada, quienes el informaron sobre la partida de un buque de la empresa "Ocean Infinity" que partirá este viernes del Puerto de Comodoro Rivadavia para seguir buscando al submarino desaparecido.

Dentro de este mismo Juzgado está la causa que investiga la desaparición y otra que promueve la continuidad de la búsqueda. Yáñez anticipó que le pedirá - mediante un oficio - al capitán del buque que zarpará que la mantenga informada de las novedades en el operativo.

"Todos tenemos esperanza que se pueda encontrar el buque. Sabemos que tenemos una geografía complicada en la plataforma submarina con muchos cañadones", dijo la jueza a La Vanguardia del Sur, confiando en la tecnología de la empresa privada contratada por el Estado para la tarea.

En las actuaciones que hizo el Juzgado se presentaron en calidad de querellantes 26 familiares directos de tripulantes desaparecidos, quienes, a través de sus abogados, pueden acceder a la causa, controlar y ofrecer pruebas.

En el transcurso de la instrucción se dispuso que la causa se tramite en carácter de reservado para que no se ventilen datos contenidos en documentos que pudieran contener el carácter de clasificación de seguridad nacional.

No obstante, y transcurridos nueve meses de la desaparición del ARA San Juan, la causa cuenta con trece cuerpos y más de 50.000 fojas de documentación, obtenidas en informes, allanamientos y órdenes de presentación.

Se realizaron casi una decena de allanamientos, entre los cuales se destacan la Base Naval Mar del Plata, Base Naval Puerto Belgrano, oficinas del Comando de Fuerza de Submarinos, Departamento de Logística y Operaciones del Comando de la Fuerza de Submarinos; Oficinas del ARA San Juan, arsenales de Mar del Plata y Puerto Belgrano; departamento de Psicología de la Base Naval Mar del Plata y Dirección General de Material Naval.

Se dispusieron órdenes de presentación a la Secretaría de Pesca y a la Dirección General de Administración y Finanzas de la Armada.

Hasta el momento se recibieron 52 declaraciones testimoniales, entre las que se destacan las del ministro de Defensa, Oscar Aguad; el exjefe del Estado Mayor de la Armada, almirante Marcelo Srur; ex tripulantes; comandantes anteriores, calificados submarinistas en actividad y retirados de la Armada, integrantes del Proyecto Submarino que tuvieron a su cargo la reparación de la media vida de la nave; personal de Inteligencia, miembros de la Comisión Investigadora del Ministerio de Defensa, entre otros.

La complejidad de la causa abarca desde el tema normativo propio de la Armada Argentina, a la indagación de las condiciones de alistamiento del material naval, esto es del submarino TR1700, el que comprende sistemas de navegación, sistema de comunicaciones, de sensores, de armas y control de tiro, etcétera.

Esto implica el entrecruzamiento y análisis de la copiosa documentación y del producto de las testimoniales obrantes en autos, de modo que propenda al dictado de las medidas que conduzcan al esclarecimiento de la verdad material.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico