La fiesta de Newbery concluyó a trompadas y botellazos

El club aeronauta festejó el 98° aniversario en un salón del barrio Industrial, donde concurrió el gobernador Mariano Arcioni. Hubo una gran trifulca entre los asistentes que dieron por terminada la velada. Un hincha le arrojó una botella e hirió en la cabeza a un policía.

La fiesta en la que el club Jorge Newbery celebró su nuevo aniversario se desarrolló durante la noche del sábado y se extendió hasta apenas pasadas las 4 del domingo, en el salón “La Fábrica”. Después de los augurios y anuncios de la Escuela de Nivel Inicial y la construcción de una pileta cubierta, la velada concluyó de la peor manera.

Es que la suboficial de policía que tenía a cargo el servicio adicional del encuentro pidió refuerzos al desencadenarse “una gran trifulca entre los mismos integrantes del evento”, de acuerdo a lo que indica el informe oficial. El encargado de la fiesta negó la presencia de uniformados y aclaró que los guardias de seguridad se harían cargo de los disturbios en el interior del lugar que pusieron fin a la fiesta del “Lobo”.

El personal policial permaneció afuera del recinto hasta que se retiraran todos los invitados entre los que había personas adultas y niños. Los empleados policiales eran minoría ante la cantidad de concurrentes.

Durante la salida, dos grupos siguieron con las peleas y agresiones. En esa intervención, un sujeto corrió unos metros y le arrojó una botella de vidrio a uno de los policías, la cual impactó en su cabeza. El cabo primero lesionado fue asistido en la guardia del Hospital Regional.

Con la colaboración de policías de las comisarías cercanas se controló la situación y a los simpatizantes que causaron los disturbios, se informó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico