La vecinal de Don Bosco pelea por una nueva sede

La asociación vecinal del barrio Don Bosco (Km 8) pretende para este año contar con un nuevo edificio que acompañe las diversas tareas que allí se realizan. Así lo explicó Carlos Cofré‚ a Diario Patagónico, mencionando también otros pedidos realizados a la Municipalidad, como redes de gas para algunos sectores.

Los representantes de la Asociación Vecinal estuvieron el miércoles en la Municipalidad para solicitar audiencia en la cual poder expresar al intendente Martín Buzzi sus necesidades de mayor prioridad. Según relató Carlos Cofré, presidente de la vecinal del barrio Don Bosco, el pedido más importante es un nuevo edificio para la sede barrial.
“Ya tenemos arreglado con Petroquímica un acuerdo por el terreno, que es en el mismo predio donde funciona la sede hoy, pero sería en la esquina, en la parte que no está edificada”, informó.
El actual sector que ocupa la vecinal pertenece a la empresa cementera y a través de un acuerdo es utilizado por la Asociación Vecinal.
Según explicó el vecinalista, el pedido está  realizado y tiene promesa de ejecución, tanto del Estado municipal como del provincial.
“Ahora están las colonias por los meses de enero y febrero, y en marzo arrancan los talleres anuales”, agregó.
Las distintas actividades que se desarrollan en la vecinal de Don Bosco dan cuenta que el sitio ya les ha quedado chico. “Es más que chico”, expresó el vecinalista, “y queremos construir nuestro propio edificio”.
Además del reclamo por la sede nueva, la vecinal de Don Bosco también planteó en la Municipalidad la finalización de algunas obras para ese sector de zona norte de la ciudad.
“También fuimos a la Municipalidad por las obras de gas. Hay dos obras que tendrían que terminarse para mediados de febrero”, relató Cofré.
Una de ellas se ubica camino a Caleta Córdova y comprende una cuadra completa; la otra obra es esperada en el barrio cercano a la playa.
“También nos dijeron que para fines de febrero se va a terminar el asfalto de barrio Sur, a la entrada de Km 8”, comentó Cofré.
Entre otros pedidos que los representantes recepcionaron de parte de sus vecinos, figura la instalación de lomos de burro en calles Italo del Oro y en la Ruta.
“A todos los pedidos nos han dicho que s¡, pero para eso tuvimos que conseguir la personería jurídica, que ya está  en marcha”, dijo el vecinalista.
A esto se suma el acuerdo por el terreno para la sede vecinal, que se firmará a fin de mes con la empresa Petroquímica, quien otorgará en comodato una porción de tierra.
Al hacer un balance, Carlos Cofré evaluó como positivo lo conseguido durante el primer año de trabajo.
“Entre otras cosas, aumentamos la cantidad de socios, que pasaron de 50 a 250; y adquirimos cinco computadoras para los talleres de computación que se lanzarán a partir de marzo”, concluyó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico