Mató a su hija a martillazos tras una sobredosis de antidepresivos

La nena tenía 3 años y recibió varios martillazos en la cabeza. Cuando el padre volvió a casa se encontró a la niña muerta en un charco de sangre. El hecho sucedió en Kirovgrad, Rusia.

Natalia Petunina mató a su hija Lisa a martillazos tras una sobredosis de antidepresivos mientras el padre de la pequeña estaba en el trabajo. El hecho sucedido en Kirovgrad, Rusia y podrían llevar a la madre a una condena de hasta 20 años de prisión.

Cuando el hombre regresó a casa para almorzar, encontró a su hija de 3 años en medio de un charco de sangre. Llamó a los servicios de emergencia, que solo pudieron certificar el fallecimiento de la pequeña debido a múltiples contusiones en la cabeza realizadas con un martillo.

Petunina intentó quitarse la vida tras asesinar a su hija, pero no lo logró y fue trasladada al hospital por los servicios de emergencia llamados por el marido, donde todavía permanece en estado grave.

Según el diario The Sun, el vocero de la policía, Valeriy Gorelykh, dijo que “al parecer, después de darse cuenta de lo que había hecho, la madre trató de quitarse la vida. No logró su plan porque su esposo llegó a casa para almorzar y llamó a una ambulancia”.

El Comité de Investigación de la Región de Sverdlovsk indicó que antes de atacar a su hija, Natalia había ingerido una dosis de antidepresivos muy superior a la habitual y ello podría haber motivado el comportamiento agresivo y alterado su estado mental.

Los familiares de Petunina confirmaron que sufría de depresión y ataques de pánico y tomaba antidepresivos desde hace varios años. Su madre, Valentina, dijo que Natalia “padecía temores constantes”. “Cuando veía una ambulancia o un patrullero en la calle, entraba en pánico al pensar que la perseguían", djio. "Ella arruinó su vida por completo”, sostuvo acerca de su hija.

Allegados describieron a Petutina como una “buena madre”, atenta a su hija y recalcaron que nunca tomaba alcohol. “Quería mucho a su hija, la cuidaba muy bien. La niña siempre estaba limpia y bien vestida”, afirmó una de sus amigas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico