Migliore a Riquelme: "a los giles como vos los levanto por el aire"

El ex arquero se refirió al altercado que tuvo con el actual vicepresidente de Boca cuando fueron compañeros.

Durante la época dorada de Carlos Bianchi al frente de Boca el vestuario del club xeneize quedó fragmentado en dos grupos principales. Uno respaldaba al goleador Martín Palermo, mientras que la otra parte se encontraba bajo el ala del mediocampista Juan Román Riquelme. Esta división duró varios años y tuvo algunos fuertes encontronazos.

Uno de los más resonantes fue el cruce que protagonizaron el enganche y el arquero Pablo Migliore, integrante del bando que tenía como principal cabeza al Titán. Luego de algunos años, el portero contó detalles de lo acontecido en ESPN.

“Yo sé que hay algo que él tenía razón, que él no iba a hacer amigos. Venía a entrenar y punto. Lo ponía en claro, y está perfecto. Y era eso, nada más”, comenzó su relato el ex Racing y San Lorenzo.

Migliore, que con la camiseta del conjunto de La Ribera disputó 16 encuentros en 2006 y 2008, sostuvo que “un día se corrió la bola de que yo lo había agarrado del cuello después de un partido. Yo si lo llego a agarrar del cuello se me borra la cinta y no paro hasta que me lo llevo. ¡Qué lo voy a agarrar del cuello y lo suelto! Hay un momento que cruzo la línea”.

Sin embargo, sí reconoció que tuvo un altercado con el ’10′, en el que le marcó su postura: “Lo encaré por otra cosa. Fue una boludez, por un chiste que no me banqué y le marqué mi posición”.

Según trascendió hace más de una década, fue luego de un partido por Copa Libertadores ante Fluminense que terminó 2 a 2 en La Bombonera y en donde camino al vestuario Riquelme le habría dicho al arquero: “la próxima, trae las manos”.

El ex futbolista, que luego incursionó en el boxeo, afirmó este miércoles que lo que él respondió fue: “Antes de andar jugando, yo a los giles como vos los levantaba por el aire: no te confundas conmigo”. “¿Y qué te dijo él?, le repreguntó el animador. “Es una joda me dijo. Yo le contesté que todo bien, que no pasaba nada, pero que yo no soy un gil. Vos no querés que te jodan, no jodás. Yo no jodo con nadie”.

Pese a este cruce, Migliore esbozó que “después terminamos bien. Yo no necesito un saludo ni nada de eso. Yo también iba a trabajar”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico