"¡Mirá que no voy a poder tocarte!": Policía confesó y no irá a la cárcel

Accedió a un juicio abreviado que permite reducir la pena si el acusado reconoce su culpa. Atacó sexualmente a una compañera en un patrullero.

El policía cipoleño acusado de abusar de su compañera en un patrullero fue finalmente condenado aunque no irá preso. Tras un acuerdo del Ministerio Público Fiscal local y la defensa oficial, el acusado enfrentó un juicio abreviado y el juez Guillermo Baquero Lazcano le impuso un castigo de tres años de prisión en suspenso.

El proceso judicial se extendió por más de un año y días atrás quedó cerrado con la condena al agente policial identificado como José Jara, precisaron fuentes allegadas a la causa.

Los hechos por los que fue acusado Jara ocurrieron el 16 de diciembre de 2019, en el interior de una camioneta Ford Ranger perteneciente a la Policía de la provincia de Río Negro. El primer abuso se produjo en el cruce de Circunvalación y la Ruta Chica, cuando la víctima y el acusado se dirigían a la Comisaría 26 de Fernández Oro. Tras un manoseo, la víctima reaccionó de forma inmediata y su compañero, impunemente le dijo: “!Ah bueno, mirá que no te voy a poder tocar!”.

La fiscalía destacó en su acusación que Jara no solo manoseó a la víctima en Cipolletti sino también cuando se acercaban a Fernández Oro, a la altura de Puente 83. En ese lugar, la agente policial intentó correrse contra la puerta del acompañante para evitar un nuevo abuso de su compañero. “Deja de tocarme”, le dijo la mujer casi de manera suplicante.

La situación vivida por la víctima tuvo como testigo a otra agente policial que se encontraba en el asiento de atrás. Días después, la agente presentó la denuncia y también hizo un descargo ante sus jefes policiales que minimizaron lo ocurrido, remarcaron las fuentes.

En el juicio abreviado Jara aceptó su culpa, dijo que estaba arrepentido y pidió disculpas a la víctima. De igual modo, desde la Fiscalía, a cargo de Annabela Camporesi, se pretendía una imputación más grave como abuso sexual calificado por haber sido cometido por personal policial en ejercicio de la función.

Frente a este criterio, la defensa oficial, responsabilidad de Silvana Ayenao, se opuso y evaluó que la tipificación se debía limitar a un abuso sexual simple. El juez que presidió la audiencia compartió el parecer de Ayenao y el policía recibió una condena por el delito más leve, que no contempla la prisión efectiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico