"Ni siquiera se lo puede juzgar", dijo Iturrioz sobre el presunto homicida

Así se dedujo de la conferencia de prensa que ofrecieron este miércoles el ministro Héctor Iturrioz y los jefes policiales Andrés García y Pablo Lobos. Los responsables de la seguridad dieron pormenores de la investigación que llevó a la detención del presunto asesino de Gonzalo Guenchur Alderete.

Héctor Iturrioz, ministro de Seguridad de Chubut, explicó que anoche, entre las 2 y las 5 de la madrugada, se realizaron allanamientos y se ubicó a quien sería el autor del homicidio de Gonzalo Ezequiel Guenchur Alderete (17), el chico que el martes, antes de las 8, esperaba el colectivo cuando lo apuñalaron para robarle el celular.

“Es un menor, inimputable, de 15 años. El trabajo fue digno de destacar de la Brigada de Investigaciones. Se hizo un trabajo de relevamiento de cámaras”, indicó en un principio el ministro de Seguridad, acerca del operativo que dio como resultado la detención del sospechoso del crimen ocurrido en Rivadavia y Soldado Almonacid, barrio Ceferino. La víctima residía en Las Flores e iba a la Escuela 711, del barrio Roca. Cursaba el último año.

“Teníamos la cara y el físico (del homicida); no teníamos el nombre. Nos pareció raro que no se pueda determinar la identidad, nadie lo conocía, ni teníamos certezas de que sea una persona ‘prontuariada’”, sostuvo el ministro.

Para Iturrioz, “estos jóvenes comprenden el delito. La decisión de (considerar a la hora de la imputación) la edad es cuestión política y debe haber una modificación”, acotó el funcionario. “No es la primera vez que pasa que hay menores que matan”, agregó.

“Queremos que se abra el debate de una vez por todas. Debe ser juzgado y ver si es responsable o no”, insistió a tono con el discurso del gobernador Ignacio Torres, quien este miércoles convocó a los diputados nacionales para discutir la elevación de la edad de imputabilidad para delitos de esta índole.

Sobre la detención del presunto homicida, Iturrioz sostuvo que “no se lo detiene técnicamente, no se le pone esposas, no se le da tratamiento de un mayor; sí se lo cautela porque es un menor. Lo llevamos a la DPI, lo identificamos, se constató que era menor, se avisó a Fiscalía y a la jueza. Al tener 15 (años) al momento del hecho, no es como tener 16-18; ni siquiera se lo puede juzgar; solo hay que determinar si el hecho existió; si él fue el autor, pero él no puede sufrir ninguna mengua en su libertad ambulatoria por este hecho. Sí puede ser internado, provisionalmente, en un instituto de Menores”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico