Núñez seguirá preso por el asesinato de Gastón Flores

La Justicia de Comodoro Rivadavia amplió ayer la prisión preventiva de Walter Bazán Núñez, imputado por el homicidio de su amigo Gastón Flores, ocurrido el 21 de febrero en el barrio San Cayetano. También se amplió el plazo de investigación porque se espera la pericia de ADN y de los teléfonos celulares secuestrados.

La audiencia de revisión de la prisión preventiva de Walter “Wally” Bazán Núñez se celebró mediante videoconferencia y estuvo presidida por el juez Jorge Odorisio. La fiscal Camila Banfi expuso que al vencerse el plazo de investigación solicitó la prórroga por otros cuatro meses.

Detalló que ya se efectuaron múltiples medidas de investigación como testimonios y una serie de indicios unívocos que ubican al imputado dentro del domicilio de la víctima, en la calle Código 649 al 2.200 del San Cayetano. El crimen se produjo entre las 12 y las 14 horas del 21 de febrero.

La víctima escuchaba música y consumía bebidas alcohólicas junto a “Wally”, con quien convivía y tenía una relación violenta. Los vecinos relataron que en varias ocasiones vieron cómo se peleaban y se gritaban. Incluso Bazán lo llamaba a pelear en el patio interior del predio a la vista de los vecinos.

Flores lo habría golpeado la noche anterior a su amigo, lo habría bajado por la fuerza de la camioneta y es a partir de inició una discusión. El acusado tomó de arriba de la heladera el arma de fuego de la víctima y le efectuó un disparo certero en el pecho. Luego se retiró del domicilio.

Banfi afirmó que resta conocer la pericia de ADN que fue enviada al CENPAT de Madryn y una pericia sobre los teléfonos secuestrados por un indicio de mala justificación sobre donde se encontraba al momento del asesinato el imputado. Pidió el plazo por 4 meses de ampliación de la investigación.

La defensora Selva Scatena cuestionó el plazo de investigación y pidió que no sea mayor a 60 días. Requirió el arresto domiciliario de su cliente debido a que no hay peligro de fuga, “no tiene la capacidad económica para fugarse y por la pandemia está todo cerrado”, concluyó la abogada.

El juez consideró que no variaron los elementos por los cuales se le dictó la prisión preventiva por el peligro de fuga y la pena en expectativa. Coincidió con la fiscal en la existencia del peligro de entorpecimiento por lo cual prorrogó por dos meses el plazo de investigación e igual plazo de ampliación de la prisión preventiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico