Perú suspendió el fútbol el mismo día de su vuelta

En las afueras del Estadio Nacional de Lima, en la previa del duelo que protagonizaron Universitario y Cantolao, se juntaron hinchas de la U para festejar el aniversario 96 del club.

Al igual que sucedió en el resto del mundo, el avance de la pandemia de coronavirus obligó a las autoridades a suspender el fútbol de Perú a mediados de marzo. Luego de seguir con las políticas de prevención sanitaria, el presidente Martín Vizcarra anunció en mayo que el fútbol volvería después de julio.

Y así ocurrió. Este viernes, tras casi cinco meses de espera, el partido entre Universitario y la Academia Deportiva Cantolao fue el primero que se disputó en el regreso de la máxima categoría. Pero también se transformó en el único.

En el marco del enfrentamiento por la fecha 7 de la Liga 1, que terminó con un empate sin goles, se produjeron incidentes en las afueras del estadio Nacional de Lima que provocaron una nueva suspensión del fútbol peruano. Debido al banderazo que impulsaron decenas de fanáticos de la U, que se acercaron a las adyacencias del recinto para celebrar el aniversario número 96 de la institución, el estado nacional decidió suspender el resto de la jornada.

Una vez que finalizó el partido, y frente a los incidentes en las afueras del estadio, que terminaron con ocho personas detenidas, el gobierno que lidera Martín Vizcarra comunicó el parate a través de un comunicado que difundió el Instituto Peruano del Deporte. “Desde hace 3 meses se ha venido trabajando con las entidades competentes del deporte, y el Ministerio de Salud, para cumplir estrictamente con los protocolos de bioseguridad en el reinicio de la Liga 1, y para el cumplimiento de los mismos en el partido de hoy entre Universitario de Deportes y La Academia Deportiva Cantolao”, informó el primer punto del escrito presentado por el IPD.

“Al no haberse cumplido, por parte de la población apostada en las afueras del Estadio Nacional, con los protocolos de distanciamiento, uso de mascarilla, entre otros, y al haber ocasionado situaciones de riesgo en temas de salud y seguridad, el Instituto Peruano del Deporte suspende los partidos restantes de la fecha 7 del campeonato: sábado 8, domingo 9 y lunes 10 de agosto”, agregó el comunicado, que en su último fragmento ratificó que se analizará qué sucederá con el reinicio del fútbol en el país incaico.

“Los incidentes producidos durante el día de hoy por supuestos hinchas del fútbol, nos obligan a reevaluar la implementación de las medidas de seguridad adoptadas para el reinicio del campeonato. El IPD rechaza y deplora los hechos suscitados hoy, más aun estando en un estado de emergencia nacional y continuaremos trabajando cumpliendo nuestro principal objetivo de resguardar la salud de las personas”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico