Piden incluir la Bioética como materia en carreras de medicina

Otra de las conferencias que acapararon la atención de los asistentes a las Jornadas Latinoamericanas de Prácticas organizadas por la UNPA-UACO, estuvo a cargo del José Mainetti, doctor en medicina y filosofía e investigador del Conicet, quien expuso sobre el tema «De la tradición moral hipocrática al paradigma bioético de la medicina».

En esta disertación, se propuso un recorrido histórico acerca de la cuestión ética en la medicina, desde los inicios de esta práctica, antes de Cristo, hasta nuestros días.
En ese sentido, el especialista afirmó que «la concepción global de la bioética excede el mundo médico» ya que se trata de una propuesta cultural que trasciende a la profesión e hizo referencia en su discurso a las problemáticas actuales en la materia.
En ese sentido propuso «buscar una mirada médica más abarcativa que la que solía tener la medicina científico-natural», poniendo de relieve que la ciencia no sólo es uno de los modos más afianzados de conocer la realidad, sino también una fuente de servicios para nuestra vida a partir de la tecnología.
Describió que a partir de la posmodernidad se han producido tres grandes transformaciones que han revolucionado el quehacer médico: tecnocientífica, social y política. Estas atañen a las prácticas de la medicina, al rol del médico y al valor de la salud.
«Por lo tanto, desde el paradigma bioético, el médico tiene la responsabilidad social de hacer un bien, abandonar el carácter paternalista de antaño y respetar la autonomía del paciente para promover un estado de completo bienestar físico, psíquico y social», añadió.
 
REFLEXIONES
En otro pasaje de su disertación, Mainetti trajo a colación que actualmente en nuestro país cuestiones candentes como la eutanasia, la clonación y el aborto todavía no encuentran una regulación adecuada por un marco jurídico que las contemple a la luz de la bioética y la justicia.
En palabras del investigador, se atraviesa la etapa de «la vida y la muerte asistida médicamente, y es por eso que estamos necesitados de una especie de prótesis moral, reflexiva, crítica, que acompañe el devenir científico tecnológico».
Durante el debate con los asistentes, se habló también de la importancia de conformar centros de estudios e investigación a nivel nacional que atiendan a la formación y capacitación de profesionales, y de la importancia de la inclusión de la bioética en la currícula de las carreras de medicina.
Asimismo, destacó el aporte de la filosofía en este área del conocimiento e instó a pensar en la salud como «la misma conciencia de vivir. Mi propuesta es la de entenderla como un valor, como un bien al que aspiramos; tiene que ser una propuesta global y no quedarse solamente en la atención médica».
La conferencia, que duró aproximadamente una hora y media, colmó las expectativas del público, que respondió activamente al orador. Además, el facultativo invitó a los presentes a seguir el debate de forma virtual mediante el intercambio de correos electrónicos.
«La salud que tengamos también depende de la cultura que hagamos». Con esta frase, el disertante se despidió, destacando la importancia del rol y el compromiso de las universidades en el pensamiento y la reflexión acerca de las problemáticas actuales.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico