Por orden de la jueza Yáñez volvieron a allanar el Comando de la Fuerza de Submarinos

El operativo se realizó el jueves durante tres horas y estuvo a cargo de personal de la División Anticorrupción de la Policía Federal Argentina, delegación Mar del Plata. La magistrada de Caleta Olivia pidió que se incaute documentación en cuatro dependencias: la destinada exclusivamente a la documentación del ARA Juan y las de Psicología, Logística y Operaciones de todos los submarinos que estuvieron en actividad.

Caleta Olivia (agencia)

La jueza federal Marta Yáñez había enviado un exhorto al Juzgado Federal de Mar del Plata para dar cumplimiento a esta medida procesal enmarcada en la causa caratulada “averiguación de ilícito” por la cual se investigan responsabilidades penales ante la desaparición del San Juan y de sus 44 tripulantes, ocurrida el 15 de noviembre de 2017.

Hay que recordar que este delicado caso es de su competencia porque la última comunicación radial fue captada cuando la nave hacia su paso frente a las costas de Caleta Olivia.

El operativo llevado a cabo el jueves en el Comando de la Fuerza de Submarinos (COFS), dentro de la Base Naval Mar del Plata de la Armada, se realizó aproximadamente entre las 08:00 las 11:00 y fue encomendado a la División Anticorrupción de la Policía Federal basada en esa ciudad.

Fuentes de extrema confianza revelaron ayer a El Patagónico que también se contó con una amplia colaboración del actual jefe de esa repartición citado Comando, Gabriel Attis.

Se trata del capitán de navío que hace varias semanas estuvo en esta ciudad santacruceña para brindar de declaración testimonial y es considerado como “el decano” de los submarinistas.

Además, cuando se retiró del Juzgado Federal, dijo a los periodistas que lo aguardaban que si él hubiera estado al frente de ese Comando no hubiera autorizado de ninguna manera la zarpada del San Juan a su última y trágica misión debido a la gran cantidad de fallas que presentaba.

Por ese entonces, el COFS estaba a cargo del capitán de navío Claudio Villamide y los ejercicios de guerra que se realizaron en el Atlántico Sur fueron coordinados por el contralmirante Luis López Mazzeo, quien ocupaba la jefatura del Comando de Alistamiento y Adiestramiento (COAA) con sede en la Base Naval Puerto Belgrano, cercana a Bahía Blanca.

REQUERIMIENTO

El realizado el jueves no fue el primer allanamiento a reparticiones navales que ordenara la juez Marta Yáñez ya que el 26 de enero dispuso la ejecución de otros cuatro de manera simultánea.

Dos de ellos se efectuaron en la Base Mar del Plata y los restantes en Puerto Belgrano y en el Edificio Libertad, este último ubicado en Retiro, Buenos Aires.

Esta vez, el requerimiento de información precisa del jueves se centró en la sede de COFS, puntualmente en cuatro sectores: en la oficina asignada exclusivamente para toda la documentación del ARA San Juan, en el Departamento de Psicología que contiene expedientes de todos los submarinistas, en el Departamento Logística que concentra expediente de todos los sumergibles que estuvieron en actividad durante los últimos años (actualmente no opera ninguno) y en el Departamento Operaciones de esa naves.

Las fuentes consultadas por El Patagónico revelaron que los documentos requeridos podrían llegar a más tardar el lunes a Caleta Olivia y que la magistrada quiere conocer más detalles del estado en que se encontraba el ARA San Juan para cotejarlo con los datos que ya aportaron varios de los 48 testigos que declararon en este juzgado en la causa que ya totaliza alrededor de 2.200 fojas.

También le resultaría imperioso saber el grado de capacitación y de alistamiento que se le otorgó a todos los submarinistas que estuvieron en actividad, recordándose que la nave desaparecida zarpó el 25 de octubre con 46 tripulantes, pero dos de ellos descendieron en Ushuaia.

Por otro lado puso saberse que inmediatamente después que finalice la feria judicial de invierno, la magistrada tiene previsto citar a otros 18 integrantes de la Armada para prestar declaración testimonial, pero en ese grupo no figura Claudio Villamide ni tampoco Luis López Mazzeo, quienes luego del trágico suceso fueron separados de sus cargos por el almirante Marcelo Srur quien era el jefe de la Armada, el cual posteriormente fue destituido por el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico