Quitaron una estatua de Julio Argentino Roca en Río Gallegos

El monumento estaba en el centro de la capital de Santa Cruz. La decisión fue tomada por la Municipalidad de Río Gallegos y generó polémica entre habitantes y exfuncionarios.

La Municipalidad de Río Gallegos retiró la estatua de Julio Argentino Roca emplazada en el centro de la capital de Santa Cruz y despertó la polémica entre vecinos que cuestionaron la resolución mientras que otros piden “desmonumentar” su figura. Las autoridades locales señalaron que el homenaje al expresidente de la Nación fue removido para realizar trabajos de infraestructura y será trasladado a otro punto de la ciudad.

Según informaron medios locales, la medida que dispuso el intendente Pablo Grasso (Frente de Todos) despertó críticas incluso de exfuncionarios provinciales. En este sentido, el exdirector provincial de Cultura de Santa Cruz, Rafael Castillo, sostuvo: “Esta noticia nos impacta porque, más allá de la figura emblemática que representa a quienes reivindican esta parte de la historia y quienes reniegan de ella, es nuestra historia”.

Acto seguido, explicó que los pueblos originarios “acusan a Roca de genocida y la historia es así”, pero que más allá de eso el monumento “es un espacio físico que nos acompañó a cuanto equipo de fútbol hubo en cada una de sus celebraciones, durante alguna sentada a descansar en la infancia… Es parte de la historia que no está”. En las redes sociales se viralizó un petitorio que reúne firmas para dar marcha atrás con la medida.

En la vereda opuesta se encuentra el movimiento “Desmonumentar a Roca en Río Gallegos”, un grupo autoconvocado que busca quitar los homenajes al ex general del Ejercito al cual se acusa de genocidio contra los pueblos originarios en la denominada Campaña del Desierto. El monumento a Roca en Río Gallegos, fue instalado el 14 de febrero de 1941 y durante los últimos tiempos se emplazó en el corazón de la ciudad.

“Fue una de las presidencias más crueles, no solo por lo que hizo con los pueblos originarios, si por lo que hizo con los obreros”, expresó Marcelo Valko, psicólogo e investigador egresado de la UBA, a una radio local. “Hay gente que en lugar de pedestales merece un prontuario. Y como la Justicia ya no puede alcanzar a personas que ya han fallecido lo que sí se puede hacer es castigar esa memoria castigándola no honrándola”, concluyó.

Embed

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico