"Roly" y "Tazo": 52 años de amistad, docencia y deporte

Se conocieron en el jardín "El Trencito". Hicieron juntos la primaria en la ex escuela 24, el Liceo Militar y el Profesorado de Educación Física en Viedma. Son miembros fundadores de Comodoro Rugby Club y son compadres entre sí. Anastasio Nicolau y Raúl Héctor Lacree, amigos inoxidables.

por Angel Romero

a.romero@elpatagonico.net

No pasan más de dos días sin saludarse, y en previa del Día del amigo no fue la excepción, cuando con un grupo de profesores de educación física, Anastasio “Tazo” Nicolau (62) y Raúl Héctor “Roly” Lacree festejaron 52 años de amistad, pasión por la docencia y el deporte.

“Nos conocimos a los 5 años en el jardín ‘El Trencito’. Y desde ahí, no nos separamos más. Porque más que amigos somos como hermanos, porque ‘Roly’ no tuvo hermanos varones y yo soy hijo único”, sostiene ante El Patagónico.

Nicolau, profesor de educación física jubilado (al igual que su amigo), en la actualidad se encuentra colaborando con la dirigencia del club Petroquímica.

Del jardín, donde aprendieron a compartir, la relación se consolidó en la exescuela primaria 24 (actual 83). Y luego trascendió en el Liceo Militar General Roca.

“En el liceo compartimos un par de años y nos iniciamos en el rugby, que en mi caso dejé como jugador a los 32 años porque tuve dos desgarros. Pero ambos fuimos jugadores en el Liceo, luego continuamos en Asturiano, Gimnasia y Esgrima hasta ser miembros fundadores de Comodoro Rugby Club, donde ‘Roly’ es dirigente”, comenta “Tazo”.

Todo era sincronía en los amigos, porque con la ovalada “Roly” era el capitán del equipo. Y “Tazo” el líder y la voz cantante de los forwards.

“Todo se fue dando en forma natural, egresamos del secundario y nos fuimos a estudiar el profesorado de educación física a Viedma. Luego volvimos y nos dedicamos a la docencia y al deporte, haciendo viajes juntos con delegaciones. Y luego con nuestras respectivas familias, a tal punto que somos compadres entre sí. Porque yo soy padrino de Ximena (30, NdE: duda si es Ximena con ‘X’ o ‘G’), y ‘Roly’ es padrino de mi ‘nene’ Ramiro (28). Somos muy apegados y con una mirada nos entendemos”, recalca Nicolau.

La lesión y que sus hijos empiecen a jugar al fútbol fue motivo para que “Tazo” deje de lado la guinda y se incline por la redonda, siendo formador de chicos desde su lugar como preparador físico. A tal punto que la actual dirigencia “verdolaga” fueron sus pibes en las inferiores.

“Roly” continuó –y lo hace en la actualidad- con el rugby. Es uno de los baluartes del “Coirón”, nunca perdió su faceta de formador y se desempeña como dirigente de CRC.

Como no son mezquinos, ampliaron su amistad a otros hasta formar un grupo de ‘profes’ jubilados que todos los martes, jueves y viernes salen a caminar. Esas actividades, junto a los asados los primeros viernes de cada mes, hacen que la amistad que cultivaron desde el jardín se vuelva cada vez más inoxidable.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico